Los refuerzos que fueron refuerzos


Diario Libre                                                                            11 de Octubre 2018


El sábado 13 de octubre, en cuestión de horas, se cantará ¡play ball! en los estadios Quisqueya, Francisco Micheli y Cibao, sin la pimienta de los merengues “Leña” con el sabor de Picholo Cordero. “Ahí vienen Los Tanques”, de Eugenio Ruiz Casado: “Dice Acosta Núñez ahí vienen Los Tanques, y el pueblo repite no hay quien los aguante...”.
Y ni hablar de la “Nochebuena del Escogido”, de Joseito Mateo.
Seguimos sacando del baúl de los recuerdos, temporadas brillantes de “los refuerzos que fueron refuerzos”.
Ed Roebuck, Leones del Escogido, 1959-60, récord de 9-0, 1.43 de efectividad, 82.0 innings, 61 hits permitidos, 31 ponches. Primer pítcher que terminó invicto. En la serie final 2-0, 0.61, en 14.2, 14 HP, 1 CL.
Doug Bair, Águilas Cibaeñas, 1976-77, marca de 7-0, 1.26, IP 70.2, HP 46, CL 10, K 57.
Paul Assenmacher, Estrellas Orientales, 1985-86, récord 6-0, JS 4, 1.22, IP 44.1, HP 37, K 45.
Tom Dettore, Águilas Cibaeñas, 1975-76, marca 8-1, 3.83, IP 82.1, HP 87, CL 31.
Fred Kipp, Escogido, 1957-58, récord 11-3, 1.58, IP 125.1, HP 86, K 82. Lanzó 5 blanqueadas.
Vich Rehm, Estrellas, 1957-58, récord de 10-3, 1.35 de efectividad. Lanzó 135 episodios.
En la campaña 1957-58 se hilvanaron 19 blanqueadas y entre estas dos pitchers uno del Escogido, Fred Kipp y otro de las Estrellas, Vic Rehm tiraron cinco cada uno.
Jay Richie, Escogido, 1968-69, marca 9-1, 2.15, 11 juegos iniciados, 10 juegos completos. IP 96.1, HP 79.
Stan Williams, Escogido, 1959-60, 12-6, 2.39, IP 154.0, HP 120, 105 K.
Rollie Finger, Estrellas 1970-71, marca 9-5, 3.05, IP 124.0, HP 121, K 58.
Un día como hoy: 1964, los Cardenales de San Luis remontaron la pizarra por tercera vez en su historia en Serie Mundial. Abajo 0-3 vencieron 7x5 a los Yanquis de Nueva York en el séptimo juego y lograron el banderín. Los Mulos del Bronx anotaron tres carreras a Bob Gibson (ganador) en la primera entrada, pero los pájaros rojos hicieron cuatro en la sexta tanda a Al Downing, cuando Ken Boyer se llevó la cerca con Carl Warwick, Curtis Flood y Dick Groat en las bases. La derrota fue para Mel Stottlemyre. Las acciones duraron 2 horas y 18 minutos y la asistencia en el “Yankee Stadium” fue de 66,312 fanáticos.
1972, el puertorriqueño Roberto Clemente participó en su último partido oficial en las Grandes Ligas, en la derrota de los Piratas de Pittsburgh 4x3 ante los Rojos de Cincinnati, en el Riverfront Stadium. El choque se decidió con un boleto del pítcher Bob Moose que impulsó a George Foster con la carrera ganadora en el quinto juego de la Serie de Campeonato.