Peloteros dominicanos pegaron 5,251 hits, de ellos 744 cuadrangulares


Diario Libre                                                                              04 de Octubre 2018



Peloteros dominicanos pegaron 5,251 hits, de ellos 744 cuadrangulares
SANTO DOMINGO. Cerrado el telón de la serie regular, la representación dominicana en las Grandes Ligas ha vuelto a exhibir músculos, tanto así que, si bien no augura competir por los premios al Jugador Más Valioso ni Cy Young, ha superado el curso anterior en las principales estadísticas.
Los 155 jugadores con matrícula quisqueyana que vieron acción es una nueva marca, destrozando por la mínima el récord anterior establecido en 2017. De ese grupo 31 pisaron una grama del Big Show por primera vez, entre ellos el sensacional Juan Soto, candidato al premio al mejor bisoño de la Liga Nacional.
Esta vez hubo 76 peloteros de posición y 79 lanzadores. De los pitchers 40 tomaron al menos un turno, mientras que tres jugadores de posición con roles secundarios en sus clubs subieron al montículo con partidos abiertos: José Reyes, Pedro Florimón y Carlos Gómez, que aceptaron 6 hits y 11 carreras limpias en tres entradas y un tercio para efectividad de 31.9.
Sube ofensiva
Los criollos despacharon esta campaña 744 cuadrangulares, 36 más que en 2017 cuando la manufactura alcanzó los 708. La de este año es la tercera mayor cantidad tras los 769 de 2004 y los 753 de 2016.
Para poner esta cifra en perspectiva, entre Yankees, Dodgers y Atleticos (los tres conjuntos con más vuelacercas) se combinaron para pegar 729 y para alcanzar ese número utilizaron 154 bateadores, casi el doble que los criollos.
José Ramírez, el jugador más pequeño entre los quisqueyanos con 5`9 pies, encabezó la producción al estrenarse en el club de la treintena, uno que abrió Felipe Alou en 1966 y que cuenta con 25 hombres.
Image
Esta vez solo Ramírez (39), Nelson Cruz (37), Manny Mchado (37) y Edwin Encarnación (30) alcanzaron la cifra, un año después de que seis lo hicieran.
Hubo un salto considerable en las carreras remolcadas con matrícula criolla que se frisó en 2,711, unas 223 más que las 2,488 del curso anterior. Solo Encarnación (107), Machado (107) y Ramírez (105) superaron el centenar.
El número de imparables también subió, 380, para alcanzar los 5,251, entre ellos el número 3,000 de Albert Pujols y los 118 que agregó Adrian Beltré que los subieron hasta el lugar 16 de todos los tiempos (3,116).
En sentido general, el conjunto de duartianos bateó para .250 (20939/5251), con 1121 dobles, 123 triples, 1894 boletos, 383 robos y 4934 ponches.
Este año en la MLB hubo más ponches (41,207) que incogibles (41,019), pero los dominicanos finalizaron con un saldo positivo.
Llegan, se van
Pudo ser la última campaña de José Reyes, José Bautista, Hanley Ramírez y Adrian Beltré.
Pero 2018 vio convertirse en titulares a joyas como Soto, Miguel Andújar (favorito para el Novato del Año en la Americana), Ronald Guzmán, Víctor Robles y Franmil Reyes. En círculo de espera calientan Vladimir Guerrero hijo, Fernando Tatis III y Eloy Jiménez.
Pitcheo quedó a deber
Pitcheo quedó a deber
Medidos en victorias-derrotas, los lanzadores finalizaron con un saldo negativo (209-220) y la efectividad en conjunto (4.15) estuvo una milésima por encima de la liga (4.14).
Los caribeños trabajaron 3834 capítulos donde toleraron 3535 hits, 1771 carreras limpias, 1523 bases por bolas y poncharon a 3655 bateadores.
Hubo 172 rescates, una blanqueada (Luis Severino), tres juegos completos (Severino, Bartolo Colón y Richard Ureña) y en 379 ocasiones se dio la oportunidad de abrir partido a un dominicano.
Las lesiones ocasionaron estragos y con seis lanzadores enviados a a someterse a la cirugía Tommy John se estableció una nueva marca. Pudo haber sido el último curso de Bartolo Colón, que se iría como líder de triunfos entre los latinos (247).
En 2017, los lanzadores dominicanos también tuvieron récord negativo (242-274, 4.51 de efectividad y WHIP de 1.36.