En milésimas


Listin Diario                                                                              09 de Noviembre 2018

  • En milésimas
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com
MILÉSIMAS: Miles de decisiones son tomadas a diario que dependen de unas milésimas de segundos de espera o de precipitación. Desde perder la vida en un accidente automovilístico, hasta decidir abandonar una carrera por un estallido sin control. Todo depende de qué tan certeros, desesperados o controlados seamos.
En milésimas de segundo una esposa puede pasar de casada a viuda; una familia de un atleta de celebrar a lamentar; en milésimas un atleta puede cambiar su destino de un equipo a otro; en milésimas un bateador puede decidir un partido con un cuadrangular, o poncharse y perder la oportunidad. En milésimas una vida de un deportista puede perder todo lo que ha construido por decidir mal, por negarse a escuchar o simplemente por darle rienda suelta a sus indomables bríos de inmadurez y torpeza.
La juventud adolece de entender que deben contener ese deseo innato de querer impresionar, aparentar y pretender. Milésimas de segundos bien empleados en escuchar pueden evitar y prevenir un final catastrófico e infernal. Es mucha la estela de dolor que deja un deportista cuando atrofia su desarrollo por una baja en su tránsito por la vida. A veces la inexperiencia de la juventud no les permite entender lo valioso y apreciado que son, independientemente de su papel como profesionales de un balón.
Ningún triunfo o éxito es fortuito. Algo de especial deben tener aquellos que han sobresalido en cualquier liga, disciplina, trabajo u oficio. Hay historias de atletas que lo único que los diferencia fueron esas milésimas de segundos que decidieron esperar y pensar vs., aquellos que decidieron volverse locos y arriesgar todo. Hay peloteros que teniendo mayor potencial que muchos decidieron en segundos que no le aguantarían “vainas” a nadie y comprometieron su futuro; hoy, esos darían la vida por revertir esas milésimas que cambiaron su rumbo.
LEGADO: Hay atletas que construyeron su legado en billones de milésimas, y lo destruyeron en milésimas, probando cosas que nunca debieron y que solo les dejaron pérdidas. Si hay algo que los atletas hoy en día tienen en desventaja con los de otras épocas, es la cantidad de distracciones y entretención que enfrentan. Los segundos de los atletas en la actualidad, son bombardeados por atractivas ofertas peligrosas y pasajeras, pero casi irresistibles. Se requiere de unas buenas milésimas de segundos de dominio propio y temple para no hacerse daño y caer en lazos.  
Los segundos empleados fuera de una cancha o dogout aumentan o disminuyen la probabilidad de entrar a una exclusiva liga de la inmortalidad deportiva.  Aunque los segundos en uniforme prevalecen por la eternidad, son más los que emplearán en ropa de un ciudadano normal.
Un legado de años no se construye usando milésimas de segundos vanos. Los segundos de trabajo, compromiso, esfuerzo y sacrificio no sólo se cuantifican en trofeos, placas, y firmas. Esos segundos de responsabilidad, firmeza y habilidad integral se ven materializados en la reputación que un atleta va dejando, construyendo y ganando. Las milésimas de segundos bien empleadas darán como resultado una vida que no dará sustos, bajas, dolor o desesperanza. Ojalá que nuestra juventud deportista entienda la importancia del buen empleo de sus milésimas, y no que lamentemos el mal uso de ellas.
PRODUCTIVIDAD: “Porque a todo el que tiene, se le dará más, y tendrá en abundancia. Al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene.” MT 25:29 Dios Padre dio talentos y espera que lo reproduzcamos. Aprender a emplear esos segundos que no retornan en productividad, es garantía de que se nos confiarán unas milésimas de segundos más.
Hasta la próxima