Los mejores alimentos para combatir la flacidez y la celulitis


MSN                                                                                                  01 de Diciembre 2018

Foto: iStock.
Ya sabemos que la asignatura de la firmeza y la celulitis la solemos aplazar hasta después de las navidades. Es entonces cuando queremos sacar matrícula de honor, pues empezamos a imaginarnos paseando en bikini y bañador y no nos gusta tener que incluir en esa feliz estampa la flacidez de nuestro abdomen. En definitiva, toca poner orden ahí donde el turrón -y muchas cosas más- hizo estragos.
Para muchos, la flacidez es un terrible enemigo de la estética, que se presenta por la disminución o la debilidad de los tejidos como el colágeno y la elastina. El abdomen, los glúteos o la parte interna de los brazos son solo algunas de las zonas favoritas de la flacidez y en las que más fácilmente se asienta. Es cierto que los embarazos, las pérdidas bruscas de peso, el exceso de harinas y el sedentarismo, entre otros factores, ayudan a que este problema encuentre el mejor caldo de cultivo para su desarrollo.
Una correcta dieta, el peor enemigo la flacidez
Sin embargo, a veces no resulta tan difícil como creíamos deshacernos de ella y de su prima hermana la celulitis, pues podemos recurrir a poderosos aliados en nuestra dieta. Muchos de ellos seguro que nos encantan y los consumimos habitualmente o de forma esporádica. Por lo tanto, únicamente habremos de incrementar la dosis y ser más constantes en su ingesta.
España es un país de gran afición al consumo de frutos secos. Uno de nuestros favoritos es el pistacho, el nuevo 'oro verde' por el que apuestan numerosos agricultores de todo el país, sobre todo en Castilla-La Mancha, y que promete, según un estudio de la Universidad de Barcelona, contribuir a la tonicidad de nuestra piel. En concreto, estos frutos aportan ácidos grasos benéficos que mejoran el aspecto de nuestra dermis y retrasan la oxidación de las células. Eso sí, con la precaución de ingerirlos sin sal.
Foto: iStock.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.
Los cítricos también arriman el hombro en esta misión. Así, son fuente de vitamina C, un nutriente presente en el kiwi, las fresas o el pimiento rojo, entre otros, de modo que podemos sumarlos a nuestra causa.Una vez más, elaceite de olivavuelve a demostrarnos que es un alimento todoterreno. Puede ayudarnos gracias a sus ácidos grasos monoinsaturados, mayoritariamente el ácido oleico, la vitamina E y los polifenoles, cuyo poder antioxidante resulta ya indiscutible. Al carro también se apuntan las diferentes marcas de cosmética, que quieren aprovecharse de sus propiedades rejuvenecedoras de la piel y los incorporan como principios activos de sus productos.El pepino tiene fama de volver firme todo lo que toca, y no es infundada. Lo cierto es que, según explican en el blog de Atlantia, una marca especializada en cosmética, dicha hortaliza está compuesta en un 97% de agua, lo cual se traduce en un plus de hidratación para nuestro organismo. “Además, sus fotoquímicos ayudan a mantener intacto el colágeno y a prevenir la piel de naranja gracias a ingredientes como los aceites naturales, los minerales y la vitamina E presentes en su composición”, explican.
Foto: iStock.© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Foto: iStock.
Hay que buscar y perseguir los alimentos con betacaroteno, pues su consumo beneficia a nuestra piel. ¿Dónde lo podemos encontrar? Pues en todos los ingredientes de color rojo y naranja como, por ejemplo, la zanahoria, el tomate, la sandía o la calabaza.Laslegumbres de la dieta mediterránea también echan una mano. En concreto, aportan hierro, minerales y ácido fólico.El consumo de proteínas presentes en el pollo, el salmón, el huevo y el tofu -esta última opción es la idónea para los veganos-.No perdáis de vista el ácido ursólico, un desconocido para la gran mayoría. Seguramente os preguntaréis dónde encontrarlo. Pues comiendo manzanas sin pelar en abundancia, pues este compuesto abunda especialmente en la piel. Sin embargo, no hay por qué hartarse a esta fruta, podemos alternarla con las peras, las ciruelas y los arándanos. ¿Y porqué resulta tan beneficioso? El ácido ursólico presenta propiedades antienvejecimiento, refuerza el colágeno cutáneo y dota de una mayor elasticidad a la piel. Además, según se desprende de un estudio del endocrinólogo Christopher Adams, de la Universidad de Iowa (EEUU), publicado en la revista ‘Cell Metabolism’, esta sustancia favorece el desarrollo muscular, además de ayudar a quemar grasas. Por eso se ha convertido en uno de los imprescindibles de muchos deportistas. Tanto es así que se vende como complemento alimenticio al gozar de un gran tirón comercial entre los amantes del gimnasio.Los estragos del tabaco empiezan en la piel
Es posible que sigamos a pies juntillas esta dieta y que practiquemos deporte con regularidad, pero que a pesar de ello la flacidez y la celulitis persistan. Entonces, la explicación quizás se encuentra en ese sempiterno cigarrillo. Efectivamente, el tabaco es capaz de arruinar cualquier tentativa de acabar con estos problemas estéticos. No en vano, según alertan los especialistas del Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), fumar deteriora la elasticidad natural de la piel ya que causa la rotura del colágeno e incluso reduce su producción.
Otro factor que tampoco ayuda a mejorar el aspecto de la piel es el consumo de alcohol, cuyos efectos se pueden apreciar en la pérdida no solo de elasticidad y firmeza, sino también de su preciado brillo.