Luis Severino trabajará en corregir cualquier problema


Listin Diario                                                                                     13 de Febrero 2019

  • Luis Severino trabajará en corregir cualquier problema
    Integración. Luis Severino se reportó ya a los Yankees y anhela continuar su ascenso como lanzador estelar de ese conjunto.
Bryan Hoch / MLB.com
Tampa, Florida
Los bateadores de los Medias Rojas castigaron de tal manera a Luis Severino en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Americana que fue como si supiesen de antemano los pitcheos que venían. De hecho, un video que mostró a Jackie Bradley Jr. adivinando los envíos desde la cueva por el lado de la tercera base en el Yankee Stadium nos hace pensar justo eso.
Severino tuvo la oportunidad de ver dicho video durante la temporada muerta, mucho tiempo después de aquella malograda apertura en la que cedió seis carreras y que al final resultó en una abultada victoria de Boston por 16-1. El lanzador dominicano dijo que, mientras no está del todo seguro si en realidad llegó a telegrafiar sus pitcheos, no ve la hora de regresar a trabajar y corregir cualquier tipo de problemas en ese sentido.
“Estoy ansioso por volver y trabajar en ello”, manifestó Severino. “Si veo algo, definitivamente lo cambiaré. Miré [algunos videos] un poco. No encontré una pista consistente. Seguiré observando. Hablaré con los Yankees y veré qué dicen al respecto”.
En un video que circuló en los medios, Severino aparece trabajando en la segunda entrada ante la alineación de Boston. Recargado en el barandal del dugout al lado de Mookie Betts y con la mirada bien atenta, Bradley se lleva el puño derecho a la boca, pero parece decir, “Fastball” (bola rápida) justo antes de que Severino descarga una recta de 98 millas por hora hacia Brock Holt, quien le hace swing al lanzamiento y conecta un batazo de foul.
“Este es el juego”, exclamó Severino. “Tienes que hacer lo que sea para tratar de ganarlo. Estás en los playoffs. Si detectamos eso en otro pitcher, ésa es nuestra ventaja. Necesitamos ganar”.
El gerente general de los Bombarderos, Brian Cashman, reconoció inmediatamente después de la eliminación de su equipo que creyó que Severino estaba telegrafiando sus envíos, un problema en el que el coach de pitcheo Larry Rothschild había venido trabajando incluso antes de la postemporada.
“Es un problema que ya se había detectado y en el cual veníamos trabajando”, aclaró Cashman. “Pero algunas veces vuelves a caer en malos hábitos y éstos llegan a interpretarse de cierta manera. Mi hipótesis es que el muchacho telegrafió las cosas en ocasiones, perdió su confianza y eso lo descarriló un poco.
“Comenzó como un problema físico y luego se tradujo en algo mental, y él tuvo que luchar contra ello. Eventualmente logró recuperarse, pero de vez en cuando Ö lo que estaba pasando se difundió alrededor de la liga. Por lo tanto, tuvo que lidiar con ello. De su parte, es un esfuerzo constante tratar de contrarrestarlo”.
Severino dijo que modificó su programa de entrenamiento durante el invierno, bajo la creencia de que fue víctima de la fatiga al final del año. Severino era uno de los principales candidatos a llevarse el Premio Cy Young de la Liga Americana durante los primeros cuatro meses de la temporada, tras lograr marca de 14-2 y efectividad de 2.12 a lo largo de 19 aperturas. Desde el 12 de julio hasta el final de la campaña, el dominicano tuvo récord de 5-6 y 5.69 de EFE en 13 salidas.
“Fue algo duro”, reconoció el quisqueyano. “Tuve una gran primera mitad, y luego pasó todo eso. Sabía que solamente estaba pasando por un mal momento. Sé la clase de lanzador que soy. Sé que puedo recuperarme ante cualquier adversidad. Sé que puedo volver a lanzar bien”.
Severino confesó que se siente emocionado con la rotación de los Yankees de cara a la próxima campaña, tras la adición vía canje desde los Marineros del zurdo canadiense James Paxton en noviembre. Nueva York también volvió a firmar a los zurdos J.A. Happ y CC Sabathia, quienes se unen al derecho japonés Masahiro Tanaka para redondear el quinteto abridor.