Sustitutos del azúcar blanco, ¿son más sanos?


MSN                                                                                                          12 de Febrero 2019

La Organización Mundial de la Salud recomienda no consumir más de 25 gramos al día de azúcar libre. El blanco refinado pierde en el proceso las vitaminas y minerales, dejando solo la sacarosa. Ha sido señalado como enemigo de la salud y, en su lugar, encontramos recetas de galletas hechas con dátiles, bizcochos endulzados con stevia, infusiones o café con miel... Pero, ¿realmente son más sanas?
Lo primero que debes aprender es a diferenciar los sustitutivos del azúcar blanco que son calóricos (panela, sirope de agave, miel...) de los que no lo son (stevia y sacarina). La doctora Mª Teresa Barahona , experta en nutrición y medicina estética, nos explica que "muchos de los primeros tienen las mismas calorías que el azúcar blanco pero menor poder edulcorante, lo que hace que se use más cantidad. Los no calóricos, por el contrario, tienen el poder de endulzar hasta 600 veces más que la sacarosa". Analizamos con ella los más utilizados:

Dátiles

La variedad Medjool es la más tierna. Funcionan bien triturados y añadidos a la masa de bizcochos o galletas. Sin duda alguna es "una forma de hacer más saludable la repostería casera, pero teniendo en cuenta que más saludable no es sinónimo de menos calorías, por lo que deberemos disfrutar de ese bizcocho pero con moderación", advierte la doctora Barahona.

Panela

Es azúcar moreno integral de caña (no confundir con el azúcar moreno a secas, que normalmente es el blanco mezclado con melaza para darle ese color oscuro). La doctora Barahona señala que la panela "contiene vitaminas y minerales al no estar refinado, pero su consumo se debe restringir, al ser una fuente importante de calorías. Eso sí, contiene más antioxidante que el azúcar moreno".

Sirope de agave

"Tiene menor índice glucémico que el azúcar pero el proceso de refinamiento al que es sometido le hace perder sus cualidades nutricionales originales", advierte Teresa Barahona.

Miel

Antes de comprarla lee bien la etiqueta para garantizar que no sea china, ya que podría estar adulterada y mezclada con otros siropes. Pero, en general, "la miel contiene antioxidantes, vitaminas como la B y la C y minerales como el hierro y el zinc. Pero cuidado: es rica en azúcar, lo que supone muchas calorías innecesarias si hay problemas de sobrepeso u obesidad", concluye la doctora.

Stevia

"Su principal ventaja es que no aporta calorías a nuestra dieta. Tiene un ligero amargor final y un precio más elevado que otros edulcorantes. Su dulzor es 300 veces mayor que el azúcar blanco", cuenta Teresa Barahona.

Azúcar de coco

También muy de moda, "se elabora a partir de las flores del coco. Tiene un índice glucémico menor que el azúcar. Es rico en vitaminas y minerales, pero tiene las mismas calorías que el azúcar".

Melaza de caña

"Procede de la cocción del jugo de la caña de azúcar, proceso que concentra los azúcares. Es rica en antioxidantes", señala la doctora.