Inicio e historia en el país


Listin Diario                                                                                     16 de Marzo 2019

  • Inicio e historia en el país
    Reseña de exposición de pintores revolucionarios en la Galería Auffant, en 1965. CORTESÍA ARCHIVO G. DE LA NACIÓN.
Clara Silvestre
Especial para LD
Santo Domingo
La década de los 50 no dejó mayor desarrollo de galerías de arte en el país. En el 1951, como referí en el artículo anterior, se registra el inicio del galerismo de arte con carácter privado en República Dominicana con la apertura del Centro de Arte Ledesma Studio. Posteriormente, en 1957, abre sus puertas la galería El Arte Moderno, conocida luego como Galería Auffant, apellido de su dueño Rafael Auffant.
Ambas galerías inician sus actividades durante la dictadura de Trujillo (1930-1961). Para entender mejor los sucesos que veremos en el desarrollo de este recorrido histórico por las galerías de arte, debemos detenernos tanto en los antecedentes como en el contexto histórico y social del país durante ese período del siglo XX.
Al respecto, consultamos el libro ‘Textos sobre arte, literatura e identidad’, de Jeannette Miller, citamos: “En la pintura dominicana la modernidad es una consecuencia de los viajes a Europa realizados por artistas que surgen a finales del siglo XIX y principios del XX, y que al regresar abren escuelas de arte. La visión esperanzadora de lo nacional que se inicia con el gobierno de Rafael Trujillo (1891-1961) en 1930, contribuye a este proceso”.
Una publicación anterior de la misma autora, titulada ‘Importancia del contexto histórico en el desarrollo del arte’, da detalles más exactos: “Durante la década de 1920 surgen distintas academias en el interior y en la capital del país entre las que se destacan: la de Juan B. Gómez (1874-1945), en Santiago, que se abre en 1920; la de Celeste Woss y Gil (1891-1985) en Santo Domingo, en 1924; y la de Enrique García Godoy Godoy (1885-1947), en La Vega. Todos conocían Europa y Woss y Gil, además, había vivido en Nueva York”, concluye.
En 1939
Llegan al país europeos y alemanes que logran escapar de la Guerra Civil Española (1936-1939) y Segunda Guerra Mundial (1939-1945), aprovechando la disposición de Trujillo de ampararlos, para dar una visión humanitaria ante los organismos internacionales. Volviendo a citar a Miller: “Se crea una dinámica cultural que estimula la creación de instituciones artísticas, entre ellas la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) y la Bienal Nacional, fundada en 1942. Los profesores Manolo Pascual (1902-1983), Eugenio F. Granell (1912-2001), J. Vela Zanetti (1913-1999), George Haudorf (1894-1959) y José Gausachs (1889-1959) jugaron un rol preponderante en el proceso”.