Los 90 años de la Asociación de Cronistas Deportivos


Listin Diario                                                                                     16 de Marzo 2019

  • Los 90 años de la Asociación de Cronistas Deportivos
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com
blog.listindiario.com
La Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo (ACD) cumplió el pasado sábado, 9 de marzo, 90 años de fundada. Dentro de los actos conmemorativos de esa trascendental efeméride, la directiva organizó, el domingo 10, un homenaje de reconocimiento a los expresidentes vivos de la entidad. En la ceremonia estuvimos presentes, Thimo Pimentel, Jorge Torres, Roosevelt Comarazamy hijo, en representación de su padre del mismo nombre y el autor de esta columna. La actividad se celebró en un restaurante de la ciudad de La Romana, teniendo como excelente anfitrión al exministro de Deportes, Cuqui Torres. No pudieron asistir por diferentes motivos los expresidentes Álvaro Arvelo hijo, Cuqui Córdova, Gustavo Rodríguez, Renaldo Bodden y José Pío Santana.
AGRADECIMIENTO: Mis más sentidas gracias a los miembros del comité ejecutivo de la ACD, en la persona de su presidente Ramón Cuello, por la distinción de que he sido objeto y pondero el esfuerzo que están haciendo por consolidar la unión entre los integrantes de la crónica deportiva.  
CUANDO me tocó hablar en la actividad de La Romana, me referí a las circunstancias en que fui electo para presidir la entidad en el período 2000-2002. El proceso electoral previo a las elecciones de 1998 había sido muy caldeado y la unidad de los afiliados a la ACD quedó resquebrajada. En el mismo, fue escogido como titular Roosevelt Comarazamy y yo lo acompañé como vicepresidente.
AL ANUNCIAR Comarazamy que no optaría por la reelección, los dos grupos antagónicos decidieron buscar un candidato de consenso y me seleccionaron a mí. De esa manera, llegadas las elecciones no hubo votaciones y me eligieron presidente por aclamación. Fue una muestra de confianza que agradezco y que honré trabajando durante mis dos años al frente del gremio en beneficio de restaurar la perdida armonía.
LA ACD debe ser preservada por encima de todo. Las personas pasan y las entidades quedan, como ha sucedido con esta benemérita entidad, que fue fundada en 1929 y hoy arriba a los 90 años como una sociedad solida y de prestigio. Eso, gracias al trabajo tesonero y dedicado de un grupo de individuos que siempre ha sabido pasar el testigo a la siguiente generación, para que continúe la labor de sus fundadores.