Millenials sufren de hinchazón, diarrea y estreñimiento por la dieta keto


Diario Libre                                                                                      06 de Marzo 2019


Las dietas bajas en fibra ocasionan problemas estomacales. 
Las dietas bajas en carbohidratos como la cetogénica o dieta ceto (keto diet), ha resultado en un aumento de los problemas estomacales en jóvenes y adultos jóvenes en el Reino Unido, explica un estudio del medio Dailymail.
Los carbohidratos han pasado de moda entre los millennials y la tendencia ha tenido el efecto de reducir la cantidad de fibra que consumen los jóvenes.
La fibra es vital para la salud del estómago y está relacionada con la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, diabetes y cáncer intestinal.
“Una nueva investigación ha encontrado que más de dos tercios (67 por ciento) de los millennials han experimentado problemas estomacales como hinchazón, diarrea y estreñimiento en el último año, en comparación con un tercio (33 por ciento) de los adultos británicos de todas las edades”, dice el medio.
Más de la mitad de los millennials (55 por ciento) con problemas dijeron que sufrían síntomas al menos una vez a la semana.
Y tres cuartas partes de las personas jóvenes con problemas estomacales dijeron que impactaron negativamente en su estado de ánimo y bienestar emocional.
El fabricante de cereales para el desayuno Kellogg’s encargó la encuesta Happy Gut Survey a 2,000 adultos británicos.
Descubrió que mientras el 55 por ciento de las personas creía que cumplían con la ingesta diaria recomendada de fibra, de hecho, solo el ocho por ciento de las personas cumplía con el nivel recomendado del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) de 30 g por día.
El dietista registrado, Jo Travers, autor de “The Low-Fad Diet”, dijo: “La tendencia hacia las dietas que restringen los carbohidratos, como el régimen de ceto favorito del milenio, también significa restringir considerablemente la ingesta de fibra.
“Esto no solo es altamente preocupante por el aumento del riesgo de enfermedades coronarias, sino también por el intestino que necesita fibra dietética para nutrir sus bacterias buenas.
“Dado que los nuevos cuerpos de investigación muestran el impacto que tienen los intestinos en nuestra salud general y bienestar emocional, cuidarlos con alimentos ricos en fibra nutritivos es extremadamente importante y, por lo tanto, no es aconsejable reducir los carbohidratos”.
De acuerdo con encuestas separadas de la Fundación del Consejo Internacional de Información Alimentaria (IFIC) y la revista Insider, alrededor de una de cada seis personas de 18 a 34 años siguen una dieta baja en carbohidratos y una tercera parte de los millennials dicen que quieren hacerlo.
Según la IFIC, alrededor de una cuarta parte de todos los consumidores creen que comer carbohidratos está directamente relacionado con el aumento de peso.
Matt Perkins, nutricionista de Kellogg’s, dijo: “Los problemas más comunes con una dieta sin fibra son los menos atractivos. Los síntomas como intestinos lentos, estreñimiento y heces fecales pueden significar que no estás obteniendo lo suficiente, lo que te hace sentir letárgico y en general te sientes miserable”.
El gobierno británico cambió sus pautas sobre la fibra en 2015 para aumentar la ingesta diaria recomendada a 30 g.
La cantidad recomendada para adolescentes de 11 a 16 años es de 25 g, mientras que los niños necesitan 20 g y los niños en edad preescolar de dos a cinco años necesitan alrededor de 15 g.
Pero los médicos creen que la mayoría de los adultos británicos consumen solo 18 gramos de fibra por día, mientras que los adolescentes y los niños consumen menos de 15 gramos por día.
La fibra se encuentra en los cereales integrales y los alimentos ricos en almidón como las papas, así como en las frutas y verduras.