¡El libro y los lectores están de fiesta!


Listin Diario                                                                                     13 de Abril 2019


  • ¡El libro y los lectores están de fiesta!
    Es una fecha especial para recordar al caballero andante español, Vicente Clavel. ISTOCK
Clidia Díaz y Gabriela Lanos
clidiadiaz@yahoo.com / gabriela.llanos@gmail.com
Santo Domingo
Su amor por la literatura ha convertido a Vicente Clavel (escritor, traductor, periodista y editor español) en una leyenda, pues en él descansa la responsabilidad de que todos los 23 de abril, desde hace veinticuatro años, las librerías estén llenas de lectores que desean cumplir la tradición de regalar un libro. La historia de la fiesta mundial de libro comenzó en el año 1923, cuando Clavel (nacido en Valencia y afincado en Barcelona) tuvo la feliz idea de dedicar un día específico de cada año para celebrar al libro, y con él, al acceso universal a la cultura.  Su sueño se hizo realidad tres años después, cuando el otrora Rey de España, Alfonso XIII aprobó el Real Decreto que establece la celebración oficial de este día en todo el país.
La decisión de la fecha en la que el libro sería homenajeado no fue un asunto fácil: había que otorgarle un motivo de peso literario y que mejor que el nacimiento de una de las voces más importantes de las letras universales, Miguel de Cervantes. Para aquel entonces,  se creía que el autor de “El Quijote había nacido el siete de octubre, que fue la primera fecha de celebración que se le otorgó al libro. Surgieron las discrepancias. Se sabía la fecha de bautismo de Cervantes pero no la de su nacimiento, pero sí se tenía claro el día de su muerte porque existía un documento oficial que indicaba que fue enterrado el 23 de abril, día que coincidía con los fallecimientos de otros dos grandes de la literatura: Williams Shakespeare y Garcilaso de la Vega.  Además, y no menos importante, fue la consideración de la estación climática: finales de abril, el país con un clima templado y floreciendo, un ambiente perfecto para organizar actividades festivas al aire libre.
La celebración del Día del Libro en el ámbito internacional ocurrió varías décadas después. En 1995 la UNESCO aceptó la solicitud formal del Gobierno de España, avalada en los beneficios que traería estimulando la creatividad de los escritores protegidos por los derechos de autor, promoviendo el necesario hábito de la lectura y afianzando el beneficio económico para el sector editorial.
Al año siguiente, de la UNESCO partió la propuesta de nombrar anualmente una ciudad para que sea la Capital Mundial del libro, como una manera de reconocer las actividades que se realizan para promover y difundir la lectura. Madrid fue la primera ciudad elegida en 2001 y, el próximo martes 23 de abril de 2019, Atenas le pasará el testigo a Sharjah (Emiratos Árabes Unidos), que hará lo mismo en 2020 con  Kuala Lumpur (Malasia). En la actualidad, millones de personas de más de cien países celebran la existencia y vigencia de los libros, la más efectiva puerta de acceso a la diversidad de las culturas y al diálogo. Día especial para recordar a caballero andante español, Vicente Clavel, imaginado que cada 23 de abril regala libros al mundo, y que el mundo agradecido le corresponde con una flor.  
“Un libro y una flor”
“El Día Internacional del Libro” es una gran celebración en Cataluña (España): se honra a su patrón, San Jorge, patrón también de los enamorados porque, según cuenta la leyenda, el caballero Jorge mató a un dragón que amenazaba a su pueblo y de la sangre de la bestia brotó una rosa. En su honor, se realizaba una feria de rosas en la capilla del Palacio de la Generalidad. Con el paso del tiempo, al coincidir la festividad de San Jorge con el Día Internacional del Libro, Barcelona, la capital de Cataluña, comenzó a transformarse todos los 23 de abril en una auténtica librería al aire libre con puestos que recorren el Paseo de Gracia o las famosas Ramblas, donde destacan las novedades editoriales, los autores firmando ejemplares en la calle y los puestos de venta de rosas rojas que se regalan, junto con los libros, a los seres queridos.