Los alimentos que siempre debes consumir crudos


MSN                                                                                                  09 de Julio 2019

Revista ¡HOLA!

Comer alimentos crudos está de moda. Sin embargo, no siempre es saludable hacerlo. La cocción y aplicar calor es fundamental para prevenir muchas enfermedades. Y es que cuando un alimento se somete a altas temperaturas, se 'matan' microorganismos causantes de múltiples patologías. Así lo advierte la dietista-nutricionista Marta Lorenzo, colaboradora de ¡HOLA!.
Los alimentos también se cocinan para digerirlos mejor o para mejorar la palatabilidad, es decir, el sabor. Pero en este proceso pierden algunas propiedades debido a que el calor destruye un alto porcentaje de vitaminas, nutrientes y otros compuestos beneficiosos para la salud. Entonces, ¿qué hacemos? Lo aclara Marta Lorenzo. 

¿Crudos o cocinados?

Hay algunos productos que no son cuestionables y que se recomienda comerlos siempre cocinados. Es el caso de los alimentos proteicos como la carne, el pescado y la leche, ya que de lo contrario nos exponemos a contraer enfermedades transmitidas por bacterias y parásitos y que pueden comprometer seriamente la salud.
Sin embargo, el caso de las verduras es distinto, ya tenemos dos opciones a la hora de consumirlas: comerlas crudas o cocinadas. A excepción de la berenjena y alguna verdura más, el resto se pueden consumir sin aplicarles calor, ya que de esta manera se conservan al máximo sus nutrientes y eso es beneficioso para nuestro organismo.
Eso sí, siempre que mantengamos unas buenas condiciones de higiene en el transporte y en su almacenaje para evitar su contaminación y las lavemos a conciencia antes de consumirlas para evitar una intoxicación alimentaria

¿Por qué es mejor comer crudo?

Como decíamos, la comida cruda conserva todos los nutrientes del alimento, lo que lo convierte en una opción más saludable. Pero además aporta un extra de energía. También sacian más y contribuyen a regular el tránsito intestinal, lo que previene problemas como el estreñimiento.
crudos
 © Proporcionado por Hola S.L. – Hello Magazines crudos
En concreto, podemos destacar siete alimentos que puede ser muy interesante acostumbrarnos a comerlos crudos:
  • Pimiento rojo: es uno de los alimentos más ricos en vitamina C, lo que lo convierte en un producto muy saludable y fundamental para  la prevención de resfriados, así como para combatir la anemia, por su participación en la absorción de hierro. Pero para esto debe consumirse en crudo, ya que si lo sometemos a calor, la vitamina C se perdería en un alto porcentaje. Podemos comerlo en ensaladas o en el gazpacho, y de esta manera mantendríamos todos sus nutrientes.
  • Verduras de hoja verde: como por ejemplo, las espinacas o la lechuga, son vegetales ricos en vitaminas y antioxidantes como la luteína, sustancia que tiene capacidad antiinflamatoria y mejora el sistema inmunitario. El problema de este compuesto es que se destruye con el calor, por lo que es mejor comer los alimentos que la contienen en crudo. A parte de en ensaladas, es una buena opción incorporarlo a batidos o bebidas vegetales.
  • Brócoli: se trata de un alimento altamente antiinflamatorio que destaca también por su alto contenido en vitaminas como la C y minerales como el calcio y el potasio. Pero si por algo se le conoce como superalimento es por su contenido en un compuesto llamado sulfarano, un fitonutriente que se asocia con la reducción del riesgo de sufrir cáncer. Nuevamente, cuando cocinamos alimentos como el brócoli se pierde gran cantidad de contenido de estos nutrientes y compuestos, alterando, por supuesto, sus propiedades beneficiosas. Por ello, podemos consumirlo en ensaladas o, por lo menos, hacerlo al vapor durante 2-3 minutos. De esta manera, se mejora su palatabilidad pero se mantienen casi intactas sus propiedades.
  • Cebolla y ajo: ambos son alimentos que se consideran antiobióticos naturales por todos los compuestos que los forman y que también les ha valido para considerarlos como superalimentos. En concreto, contienen un fitonutriente llamado alicina que previene muchas enfermedades, pero que al someter el alimento a calor, se pierde. Por lo que es más recomendable comerlos crudos.
  • Algas: dependiendo del tipo de alga, contiene unos nutrientes u otros, pero por lo general son alimentos muy ricos en vitaminas y minerales. El problema de estas es que si se cocinan se pierden sus nutrientes en un 90%. Por lo tanto, la recomendación es que se coman crudas. Mucho cuidado si sufrimos de tiroides, debemos controlar su consumo.
  • Calabacín: por su alto contenido en fibra, minerales y vitaminas, es un alimento que debemos consumir con frecuencia. Si se come en crudo conservaríamos sus propiedades, siendo una opción cortarlo en láminas o en forma de tallarines para ensaladas.