Pierde tripa en seis días con esta dieta


MSN                                                                                                  09 de Agosto 2019

¿Te cuesta abrocharte el botón del vaquero? ¿Te mueres de envidia cada vez que ves a Gigi Hadid y su tripa, lisa como una tabla? Tranquila, aunque no tengas la cinturita de una top (ni falta que hace), bajar barriga tampoco es una misión imposible. Con un poco de voluntad, constancia y una efectiva rutina de ejercicio conseguirás salir más que airosa de la temida prueba del bikini. Sofía Ruiz del Cueto y Mar Mira, especialistas en medicina estética y nutrición de la Clínica Mira + Cueto, han diseñado una dieta de seis días para que digas adiós al flotador.
"Cuando nos sometemos a dietas de choque es necesario dejar un día de descanso para que el cuerpo no sufra, por eso hemos diseñado este plan de seis días. La ansiedad puede jugarnos una mala pasada y echar por tierra todo nuestro esfuerzo", aseguran las doctoras. Recuerda, a la hora de hacer dieta es fundamental la supervisión de expertos, médicos o nutricionistas, para no poner en riesgo la salud. En este caso, Mira y Cueto han incluido en su plan alimentos antioxidantes y ricos en fibras que deshinchan la tripa y depuran el hígado y riñones del exceso de grasa y alcohol.
Evita los productos azucarados, los carbohidratos refinados y las bebidas gaseosas, y apuesta por los alimentos frescos y poco procesados.

Lunes

Desayuno. Té verde sin azúcar, rodaja de piña natural y dos cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar.
Media mañana. Dos kiwis medianos.
Comida. Ensalada de lechuga y garbanzos y merluza con piñones.
Merienda. Zumo de pomelo natural y una manzana
Cena. Puré de verduras (alcachofas, zanahorias, etc)

Martes

Desayuno. Té verde sin azúcar, un kiwi y una rebanada de pan integral con tomate y aceite.
Media mañana. Una manzana
Comida. Alcachofas a la plancha, pechuga de pollo a la plancha y dos cucharadas de arroz integral.
Media tarde. Dos rodajas de piña y un yogur bio
Cena. Ensalada de zanahoria y piña. Pollo con puré de ciruelas de segundo.

Miércoles

Desayuno. 1 yogur con cereales integrales y semillas de lino, un kiwi y té o café
Media mañana. Un yogur BIO y fresas
Comida. Arroz integral con verduras y sepia con guisantes. De postre, un kiwi.
Merienda. Zumo de pomelo natural y una mandarina.
Cena. Espinacas con pasas y piñones; pan integral con tomate y jamón y piña natural

Jueves

Desayuno. Té verde sin azúcar, un kiwi y una rebanada de pan integral con tomate y aceite.
Comida. Espaguetis integrales con tomate crudo y pescado blanco con cebolla. De postre, un yogur BIO.
Merienda. Pan tostado integral (30g) con pavo y/o queso fresco.
Cena. Puré de legumbres, atún con ensalada y ciruelas.

Viernes

Desayuno. Té verde sin azúcar, una rodaja de piña natural y dos cucharadas de cereales integrales con leche de almendras sin azúcar.
Media mañana. Dos kiwis medianos
Comida. Acelgas con patatas, tortilla de calabacín y frutos secos.
Media tarde. Un yogur BIO
Cena. Berenjenas y alcachofas cocidas, o a la plancha o al horno. De segundo, ternera a la plancha

Sábado

Desayuno. Té verde sin azúcar o café, un kiwi y una rebanada de pan integral con tomate y aceite.
Media mañana: Un plátano + 1 yogur BIO con semillas de lino
Comida. Ensalada de berros, maíz y tomate y pescado a la plancha con pasas.
Merienda. Batido de kiwi y fresas sin colar.
Cena. Ensalada de espárragos y tomate y una tortilla de berenjena.
¿Qué comemos en el día de descanso? "Lo ideal es elegir una comida para darse un capricho e intentar compensar las calorías en las otras comidas del día. Por ejemplo, si te apetece un brunch puedes comer lo que quieras, pero luego cenar algo más ligero, como una ensalada o un batido", señalan las expertas.
"Si te priva la pizza, intenta hacer un desayuno ligero con pocos carbohidratos, es decir, con menos pan y bollería, y toma una cena ligera. Si vas a cenar a una hamburguesería, compensa la ingesta de calorías con una ensalada ligera en la comida", recomiendan.
Si acompañas esta dieta de seis días con una rutina específica de ejercicios, en los que se primen los abdominales, los resultados serán más rápidos y mejores.