Bruce Bochy camino al Salón de la Fama


Listin Diario                                                                                13 de Septiembre 2019

A TIRO DE HIT

  • Bruce Bochy camino al Salón de la Fama
Kevin Cabral
kevcabral@hotmail.com | Twitter: @kevcabral
Bruce Bochy, exitoso dirigente de los Gigantes de San Francisco, se retira al final de la temporada luego de 13 años al frente de ese equipo y 25 como capataz de Grandes Ligas.
Con 1996 partidos ganados entre Padres de San Diego y Gigantes, está cerca de convertirse en apenas el undécimo manager con al menos 2000 victorias en las mayores. Los 10 que han llegado a esa cifra son todos inmortales del béisbol: Connie Mack, John McGraw, Tony LaRussa, Bobby Cox, Joe Torre, Sparky Anderson, Bucky Harris, Joe McCarthy, Walter Alston y Leo Durocher.
Con tres campeonatos en su haber, obtenidos en un período de cinco años entre 2010 y 2014, Bochy no tendrá problemas para unirse a ellos en 2022, cuando será elegible por primera vez para entrar al Salón de la Fama.
Bochy fue nombrado manager de los Padres antes de la temporada de 1995 por el entonces gerente general Randy Smith. Un año más tarde comandó a la escuadra liderada, por Ken Caminiti, Tony Gwynn y Steve Finley, al título de la División Oeste de la LN. En 1998 llevó a los Padres a la Serie Mundial, cayendo derrotado frente al trabuco de los Yankees de Nueva York.
Durante el resto de su estadía en San Diego, le tocó dirigir equipos mediocres debilitados por la poca inversión de los dueños de la época.
En 2007 llegó a San Francisco, donde junto al gerente Brian Sabean construyó un team que obtuvo un primer campeonato en 2010 gracias principalmente a un cuerpo de lanzadores encabezado por Tim Lincecum, Matt Cain y Madison Bumgarner y la excelencia del entonces joven receptor Buster Posey, novato del año del circuito en 2010 y JMV en 2012.
Con nóminas muy similares, pudo repetir como manager campeón en 2012 y 2014, ganando reconocimiento por su excelente manejo del cuerpo de lanzadores (principalmente el bullpen) y la armoniosa relación con los jugadores, cualidad que ha sido su marca de fábrica.
Con 64 años y luego de superar problemas de salud, Bochy optó por el retiro en una época en que los Gigantes encaran una reestructuración con una nueva gerencia que de seguro procurará un dirigente dispuesto a adaptarse a las reglas del juego actuales, con una mayor participación de la oficina en la toma de decisiones