El “boom” de las Reinas del Caribe

Listin Diario                                   3 de Octubre 2019

EDITORIAL


La brillante trayectoria que ha tenido, en los últimos años, la selección nacional de voleibol femenino, popularmente conocida como “Las Reinas del Caribe”, está generando un efecto de cascada en las jóvenes dominicanas.
Principalmente entre niñas y adolescentes escolares que viven en barrios humildes y que aspiran a ser los relevos de las jugadoras de la selección nacional, convertidas en afamadas figuras no solo en este país, sino en el mundo.
Esta selección nacional, que se encuentra en estos momentos entre las 10 mejores del planeta, ha inspirado con su ejemplo a las jovencitas dominicanas, que ahora reciben entrenamientos en distintos equipos.
Al saber que el Gobierno, a través del Ministerio de Deportes, está dando apoyo financiero a las integrantes de esta selección nacional, del mismo modo en que lo hace con atletas triunfadores en las últimas competencias y olimpiadas internacionales, despierta entre las jóvenes la ilusión de llegar a ser, en el futuro cercano, las glorias femeninas del voleibol.
Algo así es lo que ocurre con los jóvenes masculinos que se consagran al aprendizaje y las prácticas del béisbol, alentados por los ejemplos de figuras que emergieron de la pobreza y se convirtieron, gracias a su talento, en estrellas de las Grandes Ligas o del béisbol profesional dominicano.
En ese espejo del triunfo se han mirado muchos jóvenes que, a base de perseverancia y sacrificio, también han llegado al mismo nivel de sus ídolos beisbolistas. Eso es lo que quieren ahora los centenares de niñas y adolescentes que se han abrazado a la práctica del voleibol en distintos lugares del país.
Fenómeno semejante se dio también en el ámbito de la música urbana popular.
Cuando varios de sus exponentes más exitosos alcanzaron fama y popularidad, aunque fuese a base de cuestionables usos de expresiones vulgares o denigrantes en sus producciones, de inmediato se generaron las emulaciones entre los que también quieren llegar al éxito por esta vía.
Tomando en cuenta el entusiasmo y el efecto de “boom” que han provocado los triunfos de “Las Reinas del Caribe”, vale la pena que el Gobierno ofrezca los mayores apoyos e incentivos en las escuelas, para que sean forjadoras de las “reinas del futuro”, no solo en voleibol, sino en otras disciplinas atléticas, para orgullo de todos los dominicanos.