Pedro López : antes venía de vacaciones, ahora batalla por conquistar otra corona


Listin Diario                                                                                 25 de Octubre 2019

  • Pedro López : antes venía de vacaciones, ahora batalla por conquistar otra corona
    Pedro López se encuentra en su tercer año en la Liga Dominicana, en los anteriores, en uno se alzó con el premio Manager del Año y al año siguiente estuvo justo al lado de Fernando Tatis en la conquista de la corona.GLAUCO MOQUETE
Pedro G. Briceño
Santo Domingo, RD
De ser un refugio para vacacionar y divertirse, a la batalla y la fuerte competencia. Hasta hace un par de años, Pedro López y su familia retornaban desde Dominicana a su natal Puerto Rico con el recuerdo de haber disfrutado de sus  hermosas playas, así como los paisajes y montañas que ofrece esta isla, empero y al menos en los últimos tres años  la situación ha sido completamente diferente.
Su manera de venir al país y la mentalidad con la que lo hace brindan un giro de 270 grados para López.
Atrás han quedado esos días en que junto a su esposa Elayne y sus hijas Leiny y Lesia Marie, gemelas y con 24 años, preparaban equipaje para disfrutar de playas, ríos y montañas en Dominicana, ahora lo hace para enfrentar batallas tan fuertes como la que formó parte el año pasado con las Estrellas, franquicia a la que contribuyó en la conquista de la corona, tras más de cinco décadas sin lograrla.
“Es un dirigente comunicador y agresivo, de excelente relaciones con peloteros y coaches”.
Junior Noboa Gerente del Licey
En su tercera experiencia en la liga, el nativo de Vega Baja, Puerto Rico espera que al final los resultados tengan un sabor que comentar como en sus dos años anteriores cuando se llevó los palmares de Manager del Año con los Gigantes del Cibao y desde el dogout , en la posición de coach de banca fue figura central entre un dirigente sin experiencia en la liga como Fernando Tatis y el coach de pitcheo, Manny García, de solo 29 años y en que varios de los monticulistas lo aventajaban en edad.
Hoy, López, quien se define como un competidor al 100 por ciento tiene la gran responsabilidad de ser el timonel para que el Licey levante el trofeo por ocasión 23 en su historia, que sería el primero desde que en el 2016-17 lo lograron tras vencer 5-4 a las Águilas en la serie final.
Hombre tan dedicado a su trabajo, que tiene por costumbre ser el primero en arribar al parque, hasta más de seis horas antes de que se lance el primer pitcheo, reconoce los retos que tiene por delante y lo difícil que representa alcanzar las metas en este béisbol al que considera el más exigente en los que ha dirigido.
“Me encanta la competencia, he comandado en muchos escenarios y puedo decirte que ninguno como éste, está liga es muy especial e inigualable”, expresó el estratega de 50 años al Listín Diario en su oficina en el estadio Quisqueya Juan Marichal.
Dirigente agresivo y comunicador con todo su personal, López antes de la corona con las Estrellas probó la miel de otros gallardetes, con los Criollos de caguas en el 2012 en la Liga de Puerto Rico y con el Binghamton en el 2014 a nivel de Doble A.
De las playas al terreno
En los últimos 6 o 7 años y asiduo visitante junto a su familia a las playas de Punta Cana, Bayahibe y las Terrenas principalmente, desde el torneo del 2017-18 en que oficializa su primer trabajo en el país con los Gigantes del Cibao, López no perdió mucho tiempo para darse cuenta de lo competitivo del béisbol invernal dominicano.
Aunque claro esta ya por sus oídos habían pasados las referencias sobre las exigencias del mismo, que unido al constante material de exportación hacia los Estados Unidos sabía que tenía que emplear sus experiencias acumuladas para salir triunfante en el complicado torneo quisqueyano.
Conducir a los Gigantes a una foja de 29-21 haciendo practicamente un punta a punta en la serie regular le mereció al debutante boricua el galardón de manager del año. Poco después, en el Round Robin fue cesanteado, tras el equipo comenzar con marca de 1-5 en el 2017-2018.
Empero, su desempeño había quedado plasmado de manera favorable y en la estación pasada fue contratado por las Estrellas para permanecer justo al lado de un manager sin experiencia en la liga como Tatis y su labor fue más que excepcional.
De su persona,  el gerente del equipo campeón, José Mallén Calac expresa lo siguiente, “fue un gran aglutinador en el dugout, el complemento ideal que necesitamos para sacar el equipo hacia adelante, siempre estaremos agradecidos de su labor y esfuerzo en pos de alcanzar el campeonato”, señaló el también novel ejecutivo.
Con un galardón de Dirigente del Año y ser parte de esa brillante historia de las Estrellas, López no puede estar más que feliz y agradecido de Dios por haberlo ayudado a ser parte vital de estos equipos, principalmente la corona de los paquidermos, la cual buscaban año tras año, sin nunca poder alcanzarla, en cuyo espacio en 12 ocasiones se despidieron con la cabeza baja de la serie final.
Algunos de sus hechos notables
Coronas
Condujo a los Criollos de Caguas a la conquista de la corona en 2012 y al Binghamton al mismo cetro en el 2014 en Doble A.
Mejor récord
En el 2013 fue Manager del Año tras conducir al Binghamton a la obtención del mejor récord en una campaña con 86-55.
17 campañas
Ha permanecido con franquicias de Grandes Ligas, 5 con los Vigilantes y 12 con los Mets.