Víctor Estrella, un atleta excepcional


Listin Diario                                                                                12 de Octubre 2019

CON LOS CAMPEONES

  • Víctor Estrella, un atleta excepcional
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com
Como la historia de superación personal de Víctor Estrella existen pocas. Su tenacidad, dedicación y espíritu de sacrificio debe servir de ejemplo para las nuevas generaciones. Alcanzar la cúspide de su carrera después de cumplir los 30 años, cuando la gran mayoría de los tenistas están al borde del retiro, superando grandes carencias económicas y muchas adversidades, representa una hazaña sorprendente y merecedora de todos los elogios posibles. Estrella ha sido, en mi opinión, uno de los grandes atletas dominicanos de todos los tiempos. Sus proezas así lo avalan, no sólo a nivel profesional, escenario en que alcanzó hitos inimaginables para un tenista criollo, sino en lo referente a su participación en eventos internacionales, en representación del país. Desde inicios del presente siglo, Víctor cosechó grandes éxitos para el deporte dominicano, a nivel de Juegos Panamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe y la Copa Davis. En Juegos Centroamericanos y del Caribe, entre 2002 y 2018 conquistó 3 medallas Oro, todas en sencillos y en forma consecutiva (2010, 2014 y 2018); 3 de Plata y 3 de bronce. Además, logró una presea de Bronce en Juegos Panamericanos. A esos logros debemos agregar que forma parte del equipo nacional de Copa Davis desde 1998, registrando marca de 43-17 en sencillos y 22-23 en dobles, para un récord general de 65-40. Víctor es el jugador dominicano que más partidos ha ganado en la historia de este evento y también el que cuenta con más triunfos en individuales y en dobles. Igualmente es el que más años ha participado (20 en total) y el que más eliminatorias ha disputado (48). Sólo en 1999 no jugó y fue por causas ajenas a su voluntad. A ese extraordinario palmarés debemos agregar sus grandes éxitos en el tenis profesional, que lo llevaron  ser número 43 del mundo en 2015. En mi memoria guardo muchas vivencias y anécdotas que compartí con Víctor, sobre todo en los inicios de su carrera, cuando apenas era un inquieto jovencito  con unos inmensos deseos de triunfar. En esos primeros años demostró que sólo necesitaba de apoyo, que penosamente escaseó durante la mayor parte de su carrera, para llegar a ser un tenista destacado. Hoy Víctor, quien se retiró del tenis esta semana, está cosechando lo que sembró. Enhorabuena, campeón.