El fanático dominicano


Diario Libre                                                                          29 de Noviembre 2019
Bienvenido Rojas

$!El fanático dominicano
Pedro López, mánager de los Tigres del Licey, ha sido criticado por los fanáticos por una serie de jugadas.
En la Liga Dominicana de Béisbol los mánagers tienen que tener mucho cuidado a la hora de tomar decisiones, sobre todo en los juegos por venir donde cualquier revés te saca de la clasificación.
El fanático dominicano sabe de béisbol y no se le puede vender sueños. El fanático dominicano no come “pendejá” y tiene el don del sincretismo de adivinar las jugadas.
Los mánagers ganadores se conocen en los juegos apretados por la forma como aplican los esquemas estratégicos, ya sea ordenando una jugada, toque, corrido y bateo, robo de base, traer un emergente o cambiar un pitcher.
El béisbol tiene su “Librito” por el cual se rigen las jugadas, conforme a la situación del juego que muchas veces es independiente del famoso “librito” que no tiene autor, pero hay fanáticos a los que les encanta el famoso texto y conocen en ABC de él. Lo que sí es una verdad que el mánager que no se arriesga no gana.
Los mánagers hábiles acostumbran a usar más el “Librito” que las jugadas de sorpresa, porque es la mejor forma de protegerse de las críticas. Pero no son los mejores dirigentes.
Veamos dos situaciones de juego y el comportamiento del mánager.
1. Corredores en primera y segunda sin out, juego parejo, el “Librito” para el mánager conservador indica que se debe tocar a fin de adelantar los corredores y colocarlos en posición anotadora. El mánager ordena el toque y la bola sale de fly y se produce un doble play.
2. El mánager arriesgado que al verse acorralado trata de romper el cerco mandando a batear largo y aprovechando que el cuadro está adentro, pero el batazo sale de frente y termina también en un doble play.
Ambas jugadas han tenido el mismo resultado, mas por la 2 es que al mánager lo castigan con el fuego cruzado de la crítica porque no aplicó el famoso “Librito”.
El mánager tiene que jugar conforme a su criterio y estar presto a asumir las responsabilidades, porque nadie en la hora cero después del revés está dispuesto a compartir, a esa hora los mánagers suelen quedarse solos en su oficina... tan solos como los muertos.
Y esto deben saberlo Pedro López, Licey; Félix Fermín, Águilas; Lino Rivera, Toros; Buck Britton, Escogido; Mike Rojas, Gigantes y José Alguacil, Estrellas, porque el fanático dominicano no come pendejá.
Un día como hoy: 1987, la isla de Curazao fue escenario de un juego del béisbol profesional dominicano. Los Caimanes del Sur vencieron a los Toros del Este 6x1 ante la presencia de ocho mil 800 fanáticos. El choque lo ganó Jeff Shaver y perdió César Jiménez.