La Alhambra podría desaparecer tal y como la conocemos (y el culpable no es el que esperas)


MSN                                                                                       27 de Noviembre 2019    
 1
El turismo masivo ya ha dañado lugares emblemáticos como Venecia, y de qué manera. El cambio climático está acabando con paisajes que han formado parte de la tierra durante milenios. Y, sin embargo, ninguna de estas dos causas -al menos, no directamente- son las culpables de que en España haya diez lugares Patrimonio de la Humanidad en peligro de desaparecer tal y como los conocemos.

Los responsables, esta vez, son diminutos, pero actúan de forma conjunta, destruyéndolo todo a su paso. Hablamos de las plagas vegetales, concretamente, de una lista de 20 que acaba de publicar la Unión Europea. El organismo considera que están a punto de cruzar las puertas de entrada al continente, y sus efectos sobre la economía, el medio ambiente, la sociedad y el patrimonio se consideran “de máxima gravedad”.
“En nuestro estudio analizamos plagas de cuarentena (que, por definición, no están todavía en el territorio europeo, o lo están con una presencia muy limitada o escasa)”, explican a Traveler.es Berta Sánchez y Emilio Rodríguez, del Centro Común de Investigación de la UE (JRC).
“Siempre ha habido plagas de cuarentena, pero la globalización implica un mayor movimiento de personas y mercancías que, junto con el cambio climático, pueden incrementar la emergencia y establecimiento de plagas donde antes no existían”, continúan los expertos.Son dos de los responsables de la creación de esta nueva metodología que calcula el posible daño ¡infringido por estos organismos, incluyendo por primera vez las dimensiones ya mencionadas. Así, nos permite entender su impacto sobre el paisaje, el patrimonio cultural y hasta las denominaciones de origen en unidades de medidas más tangibles para el ciudadano de a pie, como euros o número de empleos a los que afectaría. A este respecto, la cifra es alarmante: solo una de las bacterias, la Xylella fastidiosa, pondría en riesgo unos 300.000 puestos de trabajo.
Al final, entonces, el turismo masivo y el cambio climático son también las causantes de este mal bíblico. El mismo turismo que se echaría las manos a la cabeza si se perdiesen iconos como el Patio de los naranjos de la Alhambra.
ICONOS ESPAÑOLES EN PELIGRO
“En España se contabilizaron un total de diez lugares declarados Patrimonio Cultural de la UNESCO con especies de plantas que podrían ser susceptibles a alguna de las 20 plagas prioritarias”, afirman los científicos.
Son el centro histórico de Córdoba, la Alhambra, el Generalife y el Albaicín de Granada, la ciudad vieja de Santiago de Compostela, la catedral, el alcázar y archivo de Indias de Sevilla, la biodiversidad y cultura de Ibiza, los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza, los caminos de Santiago de Compostela -el francés y los Caminos del Norte de España-, los monasterios de San Millán de Yuso y de Suso, la muralla romana de Lugo y el Paisaje Cultural de la Serra de Tramuntana
1
© Proporcionado por Conde Nast España 1

Todos ellos tienen presencia de las plantas huéspedes preferidas de las plagas prioritarias, como diferentes especies de cítricos, prunus, pinos o cedros.
Por supuesto, no sería este patrimonio el único afectado por la catástrofe. “En lo económico aparte de la perdida de producción directa del cultivo por la plaga, muchos sectores que necesitan estas materias primas como inputs para su producción se verán simultáneamente afectadas. Por ejemplo, las pérdidas en la producción de olivas afectarán a la industria del aceite, y las de la uva, a la producción de vino”, cuentan a Traveler los responsables del estudio.
De esta manera, el desastre se ampliaría a la pérdida de D.O., a las exportaciones, que se enfrentarían a sanciones impuestas por terceros países a la UE, a la destrucción de hábitats protegidos...
¿QUÉ PODEMOS HACER PARA FRENAR LA ENTRADA DE LAS PLAGAS EN LA UE?
La propia Unión Europea está aplicando un nuevo Reglamento de Sanidad vegetal, que establece una serie de instrumentos de control y erradicación para evitar la entrada o propagación de plagas de cuarentena. "Por ejemplo, llevar a cabo prospecciones más intensas, incluyendo inspecciones visuales en campo con colocación de trampas y toma de muestras, análisis en laboratorio o mejora de las campañas de sensibilización a los ciudadanos", detallan los científicos.
1
© Proporcionado por Conde Nast España 1

"También existen medidas como el uso de los pasaportes fitosanitarios y de los certificados fitosanitarios para el comercio y traslado de material vegetal entre países, para poder acreditar el cumplimiento de los requisitos de control sanitario y plagas establecidos”.
Pero ¿y nosotros? ¿Cómo podemos contribuir a parar esta amenaza? “Los ciudadanos tienen un rol muy importante evitando traer a la UE material vegetal de un lugar a otro (por ejemplo flores, frutas o plántulas) ya que podrían contener plagas de cuarentena o vectores de las plagas (agentes que pueden transportar el patógeno y transmitírselo a la planta). Además, la sensibilización ciudadana y su colaboración en el reconocimiento y alerta de la presencia de posibles plagas de cuarentena son fundamentales para evitar una rápida propagación”, avisan los expertos.
No obstante, quizá ni siquiera todas estas medidas sirvan para acabar con la entrada en la UE de las plagas de cuarentena, en cuyo caso, lo mejor que podemos hacer es posponer su llegada. "Retrasar el momento de entrada es importante para poder aumentar nuestro conocimiento de estas plagas y desarrollar programas de investigación que ayuden a identificar medidas de control y/o variedades resistentes", explican Sánchez y Rodríguez.
"Como ejemplo, si Xylella se propagara en los olivos de España, tendremos conocimiento acumulado sobre cómo controlar el patógeno que Italia no tuvo (qué insectos son los vectores de la enfermedad, qué variedades de olivar son más resistentes, herramientas de diagnóstico desarrolladas, etc.)", concluyen los profesionales.