¡Necesitamos respiradores!

Listin Diario Logo
25 de marzo 2020, actualizado a las 03:37 p.m.

EDITORIAL

Con apenas 400 unidades de respiración asistida en los hospitales públicos, más 150 adicionales que se esperan, el sistema de atención prioritaria a los contagiados por coronavirus no está apto para responder a estas cruciales emergencias.
En el sector privado, el déficit es todavía más pronunciado, por lo que urge autorizar la importación masiva y exonerada de estos equipos que son los que ahora y mañana pueden decidir la vida de muchos pacientes contagiados.
Por esas insuficiencias de ventiladores en las unidades de terapias intensivas o de equipos móviles como los ventiladores mecánicos es que han muerto de paros respiratorios miles de personas en los países atacados por la pandemia.
Como se trata de una situación inesperada, el sistema de salud está respondiendo a la gravedad del desafío con lo que está disponible, aunque por años sabíamos que esta era una de sus principales debilidades.
No estábamos preparados para un masivo internamiento de pacientes en condiciones de gravedad. Y ahora, pese al acopio de más ventiladores, tampoco lo estamos porque el flujo será cada vez mayor en el clímax de la propagación y también insuficientes las camas en salas de cuidados intensivos.
Tres años atrás se había estimado que el sistema necesitaba de 4 mil camas adicionales a las existentes para pacientes de cuidados especiales, pero el crecimiento poblacional, los incrementos de enfermedades y ahora la pandemia, obligan a atacar firmemente esta debilidad.
Como ahora la urgencia consiste en contener la propagación, los esfuerzos se concentran en la disuasión para que los ciudadanos adopten prácticas de higiene, se aíslen en sus casas y cumplan con las recomendaciones pertinentes.
Pero cuando doblemos la próxima esquina de la correspondiente fase de la propagación, nos encontraremos con que los equipos de respiración artificial resultarán vitales, especialmente para los pacientes más vulnerables.
Las clínicas privadas, que eventualmente tendrían que ser habilitadas para atender a contagiados, deben alistarse para invertir parte de sus ganancias y beneficios en la adquisición de estos equipos de respiración asistida...antes de que sea muy tarde.