1990: Los Oakland A's y la dinastía que no fue

MLB

23 de mayo 2020

Por Will Leitch

A lo largo de nuestro poco tiempo sin juegos en vivo, estaremos revisando semanalmente un año específico en la historia del béisbol. Lo que sucedió, por qué importó, lo que más recordaremos. Envíenos los años de los que más desea que hablemos en will.leitch@mlb.com .
Hasta ahora: 1983 | 1984 | 1987 | 1991 | 1995 | 1998 | 2003 | 2006 | 2010
Año: 1990
LCS: Rojos sobre piratas en 6; A sobre Red Sox en 4
World Series: Rojos sobre A en 4
MVP: AL: Rickey Henderson, A's; NL: Barry Bonds, Pirates
Cy Youngs: AL: Bob Welch, A's; NL: Doug Drabek, Piratas
Novatos del Año: AL: Sandy Alomar Jr., Indios; NL: David Justice, Bravos

All-MLB Team (elegido por mí, en 2020):
1B: Cecil Fielder, Tigers
2B: Ryne Sandberg, Cubs
SS: Alan Trammell, Tigers
3B: Matt Williams, Giants
OF: Rickey Henderson, A’s
OF: Barry Bonds, Pirates
OF : Jose Canseco, A's
C: Carlton Fisk, White Sox
DH: Dave Parker, Brewers
SP: Roger Clemens, Red Sox
SP: Ed Whitson, Padres
SP: Frank Viola, Mets
SP: Dave Stewart,
RP de A: Bobby Thigpen, White Sox
RP: Dennis Eckersley, A's

Los Oakland A's 1988-90 deberían ser conocidos como una de las grandes dinastías de nuestra vida. Fue solo esa molesta Serie Mundial la que los siguió recibiendo. Y 1990 debería haber sido su año para repetir. Hasta octubre, lo fue.
Después de ir 81-81 en 1987, el primer año de Tony La Russa como gerente, Oakland fue dominante en 1988, ganando 104 juegos detrás de una temporada 40-40 de José Canseco, temporadas de calibre MVP de Dave Henderson y Mark McGwire, y una rotación sólida respaldado por un brillante bullpen. Los Atléticos superaron a los Medias Rojas en cuatro juegos en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, pero en la Serie Mundial, se encontraron con Kirk Gibson haciendo algo que Jack Buck no podía creer que acababa de ver y perdió ante los Dodgers en cinco.
Agregaron a Rickey Henderson a mediados de la temporada de 1989, que es una forma fantástica de mejorar su equipo de béisbol, y terminaron ganando la Serie Mundial ese año, aunque fue una Serie que la gente solo recuerda hoy debido a un terremoto.
Pero 1990? 1990 fue el año real. Los A lo tuvieron todoyendo ese año. En primer lugar, tuvieron a Rickey durante toda la temporada, que terminó con él ganando su único premio MVP. Tenían a McGwire y Canseco saludables y dominantes todo el año, el verdadero año de Bash Brothers. Tenían veteranos Willie Randolph, Carney Lansford y Harold Baines. Tuvieron un excelente top dos en su rotación con Bob Welch (¡27 victorias!) Y Dave Stewart, y todavía tenían ese bullpen increíble, liderado por una temporada de otro mundo de Dennis Eckersley, quien cedió solo cinco carreras ganadas durante toda la temporada. Incluso hicieron otro intercambio de mitad de temporada, trayendo al ex MVP Willie McGee, quien resultó ser el líder de la Liga Nacional en bateo al momento del acuerdo. Los Atléticos lo tenían todo, y volvieron a derrotar a los Medias Rojas en el ALCS, arrasándolos con un puntaje combinado de 20-4.
El grand slam final de McGwire
Todo estaba preparado para ellos en la Serie Mundial, también, una oportunidad de ganar su segunda Serie consecutiva y convertirse en el primer equipo en hacerlo desde los Yankees de 1977-78. Jugaban contra los Rojos, un buen equipo, uno que ganó 91 juegos y superó a los Piratas en el NLCS, pero también uno que había pasado 50-50 en sus últimos 100 juegos y era conocido principalmente por los relevistas de Nasty Boys de Randy Myers, Norma Charlton y Rob Dibble; el escándalo de Pete Rose (fue sentenciado a prisión ese año); El perro de Marge Schott; y las gafas de Chris Sabo. Los Rojos fueron el equipo perfecto para vencer a los Atléticos: Overachievers, un equipo que había superado la adversidad, pero que probablemente debería haber estado feliz de estar allí. Los Atléticos solo necesitaban cuatro juegos para asegurar su lugar en la historia.
Los mejores momentos de los rojos de 1990
Ciertamente obtendrían esos cuatro juegos, pero solo esos cuatro juegos. En el Juego 1, el abridor de Cincinnati, José Rijo, lanzó siete entradas blanqueadas, con Dibble y Myers logrando el octavo y noveno triunfo por 7-0. En el Juego 2, Eckersley, con el puntaje empatado en la parte inferior de la décima, cedió tres sencillos consecutivos a Billy Bates, Sabo y Joe Oliver para darles a los Rojos una victoria final. En la tercera entrada del Juego 3, los Rojos anotaron siete carreras contra Mike Moore y Scott Sanderson (la rotación de los Atléticos cayó un poco después de Welch y Stewart), Rijo superó a Stewart en el Juego 4, y así, todo terminó. Los Atléticos apenas tuvieron tiempo de parpadear.
Las siete entradas de Rijo
"Este ha sido un mal, mal concepto erróneo de este club de pelota", dijo Stewart después del barrido . “Somos un gran club de pelota. Es como un vagabundo en la cuneta que dice: "Solía ​​ser millonario". Nadie va a creer eso ".
Como resultado, eso fue tan bueno como sería para los Atléticos ... siempre. Solo ganaron 84 juegos la próxima temporada, perdiendo los playoffs, y en 1992, cayeron ante Toronto en el ALCS en seis juegos. La Russa se fue tres años después, y esos A se convirtieron en los A de Moneyball, que también fueron geniales, pero que nunca pudieron volver a la Serie Mundial. Los Atléticos han llegado a la postemporada 11 veces desde 1990, pero no han jugado un juego de la Serie Mundial desde que Rijo y los Rojos los vencieron en 1990. Se suponía que los Atléticos eran una dinastía, o al menos ganaban más de un título, pero No sucedió.
Aquí hay otros 10 datos divertidos de la temporada de béisbol de 1990.
1. Los ganadores de los títulos de bateo de cada liga tenían sus propias curiosidades. George Brett bateó .329 para liderar a la Liga Americana en bateo por tercera (y última) vez, a la edad de 37 años. Eso lo convirtió en el primer (y aún el único) jugador en la historia del béisbol en ganar títulos de bateo en tres décadas: 1976, 1980 y 1990. McGee lideró la Liga Nacional con un promedio de .335 el día exacto en que los Cardenales lo cambiaron a los Atléticos, congelando su promedio allí mismo. Tenía suficientes turnos al bate para calificar para el título de bateo en la Liga Nacional, por lo que al final del año, lo ganó, a pesar de usar una camiseta de A.
2. Los Medias Blancas presentaron una promoción que cambiaría la historia del béisbol: el Día de Retroceder el Reloj. Para celebrar la temporada final de Comiskey Park, los Medias Blancas usaron los uniformes que hicieron en 1917, el último año en que ganaron la Serie Mundial. Los Medias Blancas hicieron todo lo posible, haciendo que los ujieres vistieran atuendos de época y cobraron precios de 1917 por asistencia y todas las concesiones. La cosa se puso de moda: los Filis hicieron lo mismo la próxima temporada, y ahora parece que todos los equipos usan uniformes de retroceso al menos una vez al año.
3. Oh, sí, fue el último año del viejo Comiskey, luego el parque más antiguo del béisbol y el hogar de miles de juegos de béisbol, junto con la famosa victoria de Joe Louis sobre Jim Braddock. (Y noche de demolición de discoteca). Se estaba construyendo un campo de tasa garantizada al otro lado de la calle; Se abrió la próxima temporada. ¿El último bateador que golpeó en Comiskey Park? Harold Reynolds, quien falló para asegurar una victoria 2-1 de los Medias Blancas sobre los Marineros.
4. Una última parte de Chicago: el Juego de las Estrellas se jugó en el Wrigley Field en 1990, la última vez que se jugó allí. Wrigley recibió el juego en parte debido a su acuerdo para instalar luces dos años antes. Es posible que los dioses del béisbol estuvieran enojados por eso: el juego presentó múltiples retrasos por lluvia que totalizaron casi 90 minutos y fue increíblemente aburrido: la Liga Americana ganó, 2-0, y la Liga Nacional solo tuvo dos hits.
5. ¿ El mejor receptor en 1990? Oye, ¿qué tal el hecho de que fue Carlton Fisk? A la edad de 42 años (cumpliría 43 años en diciembre), Fisk atrapó 137 juegos, conectó 18 jonrones y obtuvo un OBP de .378, la segunda marca más alta (en una temporada completa) de su carrera en el Salón de la Fama. ¡En realidad terminó 15º en la votación MVP! Regresaría para hacer un Juego de Estrellas más, su undécimo, en 1991, y seguiría jugando hasta 1993, cuando tenía 45 años.
6. El béisbol casi no sucedió en absoluto en 1990. El Acuerdo de Negociación Colectiva terminó en la víspera de Año Nuevo de 1989, y los propietarios y jugadores no lo resolvieron hasta el 19 de marzo, eliminando la mayor parte del Entrenamiento de Primavera. La temporada se retrasó hasta el 9 de abril, pero agregar tres días al final de la temporada llegó a los 162 juegos completos.
7. El punto culminante emocional de 1990 podría haber llegado el 14 de septiembre de 1990, cuando Ken Griffey Jr., el jardinero central de los Marineros, y el padre Ken Griffey Sr. batearon cuadrangulares consecutivos del lanzador de los Angelinos Kirk McCaskill. Esa fue, obviamente, la primera vez en la historia del béisbol que había sucedido.
8. El 17 de julio, los Mellizos hicieron algo que ningún otro equipo de béisbol había hecho: convirtieron dos jugadas triples en el mismo juego. Ambos estaban en bolas golpeadas al tercera base Gary Gaetti, quien de alguna manera cumplió siete años en toda su carrera, en la cuarta y octava entrada, todos 5-4-3. Pero la mejor parte al respecto? Los Mellizos no solo perdieron el juego, sino que lo perdieron 1-0 ... y la única carrera no fue ganada. (El error fue cometido por Greg Gagne, no por Gaetti).
9. Otra novedad en 1990: el debut de "Sunday Night Baseball" en ESPN. ESPN firmó el acuerdo con MLB en la temporada baja, y la transmisión contó con el equipo anunciador de Jon Miller y Joe Morgan ... el mismo equipo anunciador que tendría durante los próximos 20 años.
10. Los Bravos de 1990 fueron pésimos, perdieron 97 juegos y terminaron últimos en el Oeste de la Liga Nacional. Pero había esperanza en el horizonte. A mediados de la temporada, el gerente general Bobby Cox se contrató, bueno, para ser el nuevo gerente del equipo, y el equipo seleccionó a un campocorto de Florida llamado Chipper Jones con la primera selección general en el Draft. Eso terminaría el año pasado, se perderían la postemporada hasta 2006.