RD se abrió al mundo

Listin Diario
Puntos de vista sábado, 09 de mayo de 2020
  • RD se abrió al mundo
ELLIS PÉREZ
@EllisPerezSr
Era el inicio del año 1976, cuan­do fui informado de que esta­ba siendo invitado a ir a Hong Kong, junto a Pedro Morales Troncoso, para conocer des­de dentro lo que sería la organización y la realización del concurso de belleza de Miss Universo de ese año. Esa invitación obede­cía al hecho de que Pedro Morales era el Di­rector General de Turismo y yo era el Di­rector Ejecutivo del Centro de Información Turística. Nos entusiasmamos sobremane­ra con esta invitación que también implica­ba que ambos seriamos miembros del Co­mité Organizador de Miss Universo que se celebraría al año siguiente en la República Dominicana. Esto se haría a todo costo cu­bierto por la Gulf & Western, como un re­galo de su Chairman Charles Bludhorn, al país.
Realmente, el día 16 de Julio de 1977 fue el día en que la RD se abrió al mundo. Es un evento que ningún dominicano que tuviera conocimiento de él podrá olvidar jamás.
El inquieto creativo dominicano Hermi­nio Alberti fue contratado para la función de coordinador de la producción, y el aca­ba de revivir todo lo acontecido en ese tra­bajo extraordinario y de tan alto valor pro­mocional para el país con la edición de un libro que se titula precisamente; “El día que República Dominicana se abrió al mundo”.
Yo, que viví la mayor parte del proceso me he quedado pasmado por la gran can­tidad de detalles, minuciosidad en los re­cuentos y apuntalamiento de detalles que de no haberse escrito en su momento, re­sulta obvio que no hubieran podido ser res­catados.
Los detalles de las facilidades de comu­nicaciones, de la cantidad de miles de li­bras de equipos y enseres aerotransporta­das desde Toronto y Nueva York, el drama de la tarima giratoria, el encontronazo de Julio Games y Charles Bludhorn por teléfo­no, el gran reto de la renovación del Teatro Agua y Luz y el recuento de la situaciones de apremios en las que se requerían deci­siones inmediatas como única forma de re­solver los problemas planteados hacen de este recuento una lectura enriquecedora e inolvidable .
Las reiteradas referencias a los precios de entonces los hacen lucir risibles. Podría de­cirse que Herminio Alberti ha creado una especie de obra maestra en este género que ya dentro de pocos días con la apertura de la economía usted podrá adquirir en Centro Cuesta del Libro. No se lo pierda.