Superación: “Estudien y luchen para que logren sus sueños”

Listin Diario
La Vida sábado, 16 de mayo de 2020
  • Superación: “Estudien y luchen para que logren sus sueños”
    Katia, quien proviene de una familia pobre y humilde de Bonao ha sido ascendida por Carolina Mejía al Departamento Legal del Ayuntamiento.
Wanda Méndez
Santo Domingo, RD
Ser barrendera en las ca­lles del Distrito Nacio­nal no es el único oficio que ha desempeñado Katia de la Rosa, con cuyos ingresos pudo cursar una licenciatura en Derecho.
Desde los 16 años, se dedi­có junto a una hermana a reali­zar labores de limpieza en casas de amistades de su madre, por lo cual percibía entre 350 y 500 pe­sos por un día.
Esto le permitió ayudarse con los estudios del bachillerato que cursaba en el liceo nocturno Man­resa, donde se graduó con mé­ritos académicos a los 20 años. Recibió medalla por sus altas ca­lificaciones.
Luego de que el cinco de ma­yo LISTÍN DIARIO publicara un reportaje sobre la labor que de­sarrollaba durante el período de emergencia por la pandemia del coronavirus, y su dedicación por los estudios, la alcaldesa del Dis­trito Nacional, Carolina Mejía, la promovió a Katia del área de aseo urbano al Departamento Legal.
Katia, de 31 años, es una joven emprendedora y perseverante. Nunca desmayó en su propósito de obtener un título de licencia­da en derecho, que le tomó cur­sar nueve años en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), mientras trabajaba to­dos los días aseando las calles de la capital.
Su pasión por los estudios
Más allá del 28 de octubre del año 2019 cuando recibió el título de abogada, Katia continuó capa­citándose. En marzo justo cuan­do el presidente declaró el esta­do de emergencia, ya cursaba un diplomado en Derecho Laboral y otro en Gestión Ambiental y rea­lizaba un postgrado en Derecho Procesal Penal. Estos estudios son impartidos de forma gratuita en el Colegio de Abogados y el Insti­tuto de Formación José Francisco Peña Gómez, un día a la semana.
Entre sus planes para el próxi­mo año figura inscribirse en una maestría para seguir preparán­dose y avanzando en el ámbi­to académico. Al preguntarle en una entrevista por teléfono, sobre qué aconseja a los jóvenes, su res­puesta fue motivadora: “Yo les re­comiendo que estudien, que lu­chen por sus sueños. Que sigan adelante, que poco a poco se lle­ga”, exhortó Katia, quien el mar­tes recibió la grata noticia de la nueva alcaldesa, Carolina Mejía, de su traslado al área Legal para que empiece a ejercer la profe­sión de Derecho.
Ese día quedó impresionada. “Estaba emocionada y sorpren­dida de que sea ella (la alcalde­sa) que me haya dado la informa­ción”, contó. Todavía no sabe qué posición ocupará, ni el salario. Tampoco le preocupa. “Estaré en el área legal y eso era lo que que­ría, poco a poco uno va avanzan­do”, comenta con satisfacción.
Origen humilde
Katia proviene de una familia pobre y humilde, formada por María de los Santos, una enfer­mera retirada que optó por un empleo en el área de limpieza del ayuntamiento del Distrito para no seguir pasando malas noches, y Delfin de la Rosa, seguridad en una institución pública.
Nació en Bonao, pero creció en la capital, en el sector Herre­ra, porque sus padres se mudaron cuando ella estaba recién nacida. Vive con su madre, dos herma­nas, Karen y Katherine, y dos so­brinas de dos años, cada una. Su hermana, Karen, es licenciada en Educación Superior, y Katherine, está pendiente de graduarse de medicina.
 CLAVES
Motivación
Se apoya en las frases: “Nun­ca es tarde si la dicha es bue­na” y “más vale tarde que nunca”. Reconoce que tardó muchos años para lograr su meta de hacer una carrera y conseguir una mejor posi­ción laboral.
Aseo
Como barrendera laboraba normalmente todos los días, de 8:00 de la mañana a 1:00 de la tarde, con un día libre a la semana. Durante la cua­rentena, trabajaba interdia­rio. Llevaba 12 años en ese oficio, al que ingresó cuando tenía 19.