Tres regiones de Nueva York reabrirán poco a poco

Listin Diario
Economía & Negocios martes, 12 de mayo de 2020
  • Tres regiones de Nueva York reabrirán poco a poco
    Un tren de la línea 7 recorre Queens. APtrias
Agencias
Nueva York, EE.UU.
Tres regiones del estado de Nueva York, epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos con más de 26,600 muertos, podrán reabrir gradualmente co­mo estaba previsto el 15 de mayo, pero no aún la Gran Manzana, informaron el lu­nes las autoridades.
“Empezamos un nuevo capítulo hoy de muchas ma­neras”, dijo el gobernador Andrew Cuomo en confe­rencia de prensa, al anun­ciar la reapertura parcial de la construcción, la indus­trias y el comercio minoris­ta con entregas de las com­pras fuera de locales en tres de las 10 regiones de este estado de 19 millones de habitantes.
“Es una nueva fase” tras el confinamiento decreta­do el 22 de marzo, añadió.Pero en la ciudad, el mayor foco del epicentro, la mayo­ría de los comercios no esen­ciales no podrán abrir por lo menos hasta junio, advirtió el alcalde Bill de Blasio, sin dar una fecha precisa.
“Siempre nos guiaremos por los datos. Son bastante buenos y consistentes. Pe­ro aún no están donde pre­cisamos (...) Eso nos lleva a junio”, dijo el alcalde en conferencia de prensa.
“Al acercarnos a comien­zos de junio, podremos de­cir si las cosas realmente se encaminan y cuáles son las áreas en las que podremos comenzar a tener alguna flexibilidad”, añadió.
La cifra de muertos por coronavirus en el estado de Nueva York en las últi­mas 24 horas es la más ba­ja desde el 27 de marzo, 161 fallecidos, dijo Cuo­mo, contra 799 muertos en el ápice de la pandemia el 9 de abril. Los nuevos casos en 24 horas cayeron a me­nos de 500.
Sin subway nocturno
En tanto, desde que unió por primera vez el Bajo Manhattan y Harlem en 1904, el “subway” de Nue­va York nunca dejó de fun­cionar. Hubo breves inte­rrupciones por el ataque terroristas del 11 de sep­tiembre del 2001 y por hu­racanes y tormentas, pe­ro por más de 115 años el rugido metálico del tren subterráneo ha manteni­do latiendo el corazón de la ciudad. Si hay algo que nunca duerme en Nueva York, es su subway.
La semana pasada, los tre­nes se detuvieron por prime­ra vez en una suspensión pla­nificada. Entre la una y las cinco de la mañana se desin­fectan vagones y estaciones en una humilde concesión a la pandemia del coronavirus.