Uso de mascarilla, rediseñar espacios... el protocolo para la reinserción laboral

Diario Libre

20 de mayo 2020

Vista del domingo 10 de mayo de las avenidas vacías en el Distrito Nacional de Santo Domingo (República Dominicana). (EFE/ Erickson Polanco)
Dentro de la nueva realidad que significa convivir con el COVID-19, el Gobierno propuso medidas puntuales para prevenir su contagio mientras se avanza a la reactivación laboral del país, la cual inicia este miércoles en su primera fase.
Para ello, el Gobierno creó un protocolo general y sectorial para la reinserción laboral, el cual deben seguir todas las empresas a nivel nacional, como un marco regulatorio que guíe la reapertura de cada sector.
Pero, una nota aclaratoria indica que los protocolos podrán ser modificados por las autoridades gubernamentales según la evolución de los principales indicadores de salud de la población y cumplimiento de los mismos por parte de los establecimientos.
De manera general, las empresas deben realizar la limpieza y desinfección ambiental de rutina al menos cada dos horas, así como eliminar el uso de equipos por más de un trabajador en un mismo turno, por ejemplo compartir teléfonos, escritorios, computadoras u otras herramientas. En casos de cambios de turno, desinfectar previo al uso por parte del personal del turno siguiente.
Además, promover activamente a los empleados enfermos a quedarse en casa. Si el empleado tiene algún familiar infectado con COVID-19 en su hogar, no debe asistir al lugar de trabajo. Las empresas deben devolver a los hogares a empleados que parecen tener síntomas (fiebre, tos o falta de aire) al llegar al trabajo, pidiendo que se realicen la prueba PCR lo antes posible.
Las compañías deben identificar dónde y cómo los empleados pueden exponerse al COVID-19 dentro del espacio laboral, por lo que deben rediseñar los espacios de trabajo para minimizar el contacto cara a cara entre empleados y que les permitan mantener una distancia de dos metros o bloqueo físico entre trabajadores y clientes.
Hay que capacitar y dar participación a los empleados para reducir la propagación de COVID-19. Se deben divulgar por distintos medios físicos y electrónicos informaciones sobre la enfermedad, incluyendo vías de transmisión, formas de prevención, síntomas asociados, entre otros.
Mantenimiento de operaciones empresariales saludables
Monitorear posibles síntomas, revisando la temperatura con termómetros infrarrojos digitales previo a la entrada de cada colaborador o cliente y garantizar que el personal que toma la temperatura de las personas que ingresen a las instalaciones usen guantes, mascarillas (quirúrgicas o similares) o respiradores y al terminar dirigirse a lavado de manos y brazos correctamente.