Déficit fiscal equivalente a casi US$ 4 mil millones en la cancha de la Cámara de Diputados

Diario Libre

18 de junio 2020

Hemiciclo de la Cámara de Diputados, donde deberá discutirse el proyecto de modificacion de la Ley del Presupuesto Público del 2020.
El proyecto de modificación del presupuesto público del 2020, ya aprobado por el Senado, lleva el déficit fiscal a 233,595.1 millones de pesos, lo que representa un porcentaje estimado en 5.1% del PIB del 2019
Pero si se considera el estancamiento o caída de la economía proyectada para el presente año, como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19 en la actividad económica, finalizado el año, cuando se compare con el PIB del 2020, esta relación entre el déficit y el producto puede ser mayor.
Pero no hay que esperar el final del año para concluir que de entrada y fuera de todas dudas será el mayor déficit fiscal registrado desde el 2012, un año que inició un ciclo político en el país con el ascenso a la Presidencia del actual mandatario, el presidente Danilo Medina.
Para ese año, esa brecha fiscal del Gobierno Central ascendió en términos absolutos a RD$158,540.8 millones, lo que con relación al PIB de ese año representó un 6.6%. Pero que al incluirse el resto de las instituciones del Estado en general, se elevó a RD$164,485.7 millones, pasando a representar un 6.9% del PIB, según las estadísticas fiscales que divulga el Banco Central.
Al inicio de su primera gestión, el presidente Medina declaró que recibía “una maleta de factura” de su antecesor, el presidente saliente Leonel Fernández, al recibir un déficit fiscal de esa magnitud.
LA MALETA DE FACTURA
Pero “esa maleta de factura” aumentó, durante los dos períodos del actual mandatario. El 2012 fue el punto de partida para que en los subsiguientes años se continuara acumulando déficits fiscales que se transformaron en un cúmulo creciente de deuda pública, año tras años.
La necesidad de financiarlo conllevó una tendencia creciente de contratación de nuevos créditos por parte del Gobierno Central, elevando el porcentaje de la deuda pública, con relación al producto bruto interno, desde un 32% en 2012, hasta un 40.4% en 2019, según las estadísticas de la Dirección General de Crédito Público.
Para los primeros cuatro meses del 2020, y estando la economía dominicana, desde marzo, bajo el impacto de la crisis sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19, la deuda pública de Gobierno Central se elevó al 41.9% del PIB.
Sin embargo, en términos consolidados, lo que incluye al Estado en general, ese porcentaje es mucho mayor, lo que refleja un subregistro. En su informe anual correspondiente al 2019, el Fondo Monetario Internacional la estimó en 53.1% del PIB, y ha continuado subiendo.
En el proyecto de presupuesto vigente para el 2020, el déficit fiscal proyectado originalmente es de RS$110,251.01 millones. Pero con la modificación presupuestaria sube a los 233,591.1 millones.
Para que se vea la magnitud, el siguiente ejemplo: Si se llevara a dólares, a una tasa de 60 pesos por uno, ese monto equivale a US$3,893,252 millones. O sea, casi 4 mil millones de dólares.
SERVICIO “EXPRESS” DEL SENADO
Y este monto del déficit fue aprobado por el Senado, como un servicio de comida rápida y sin probar los sazones, cuando el senador Dionis Sánchez, representante de la Provincia de Pedernales, y presidente de la Comisión Permanente de Presupuesto del Senado, abogó para que el proyecto no fuera estudiado por la comisión especial, tal como manda el reglamento de ese hemiciclo, lo que fue aceptado por los 20 senadores presentes.
Alegando que “debido a las condiciones que se ha visto el país por la crisis sanitaria”, debía ser declarado de urgencia y aprobado en dos lecturas seguidas, tal como sucedió.
La pieza está ahora depositada en la Cámara de Diputados, donde la correlación de fuerzas políticas es más equitativa.
Pero llama la atención que el proyecto incluye un aumento de RD$300 millones al presupuesto de la Cámara de Diputados.
Para financiar el nuevo monto del gasto durante el 2020, que se eleva a más de un billón setenta mil millones de pesos, el proyecto de ley autoriza al Ministerio de Hacienda a contratar nuevas deudas por un total de unos RD$150,908.6 millones, “a fin de compensar las modificaciones introducidas”.