El aporte de Andy Messersmith a los jugadores

Listin Diario
El Deporte viernes, 19 de junio de 2020
  • El aporte de Andy Messersmith a los jugadores
Kenny Cabrera
kevcabral@hotmail.com Twitter: @kevcabral
 Uno de los héroes de la lucha de la Asociación de Jugado­res de Grandes Ligas duran­te la década de los 70 es raras veces mencionado, y se trata del entonces lanzador de los Dodgers de Los Angeles Andy Messersmith.
Messersmith fue un competente tirador con PCL de por vida de 2.86 en 12 tempora­das, pero su principal contribución fue pro­vocar la implementación de la agencia libre que tanta fortuna ha traído a los jugadores durante los últimos 45 años.
El derecho inició su carrera en 1968 con los Angelinos de California, ganando 16 partidos con PCL de 2.52 en 1969, y luego alcanzando los 20 triunfos dos años des­pués. En esa oportunidad, su efectividad fue de 2.99 en 276.2 entradas.
A raíz de la llegada de Nolan Ryan a Ca­lifornia antes de la temporada de 1972, los Angelinos decidieron negociar a Messersmi­th a sus vecinos en Los Angeles en una tran­sacción que involucró siete jugadores, in­cluyendo el inmortal Frank Robinson. En su última temporada en Anaheim, el lanzador sufrió una baja de rendimiento debido a una lesión en su mano de lanzar, pero a pesar de eso tuvo PCL de 2.81.
En una rotación que incluía a Don Sutton, Claude Osteen y Tommy John entre otros, Messersmith ganó 14 partidos para los Do­dgers en 1973 y luego tuvo su mejor tempo­rada en 1974, cuando logró registros de 20-6, 2.59 con 221 ponches en 292.1 entradas, terminando segundo detrás de su compañe­ro Mike Marshall en las votaciones para el Premio Cy Young y ayudando a su equipo a llegar a la Serie Mundial.
Para la temporada de 1975, los Dod­gers hicieron una oferta a Messersmith que presentaba un incremento de salario de US$100,000 a US$115,000. El lanzador aceptó el salario, pero optó por no firmar su contrato al no concedérsele una cláusula de no-cambio que deseaba incluir en el acuer­do. La esperanza era que la gerencia even­tualmente aceptara su petición, nacida del deseo de seguir lanzando en California.
Así inició la temporada, sin firmar contra­to, logrando muy buena actuación. Pero las conversaciones contractuales se tornaron hostiles, provocando que el lanzador llevara su situación a arbitraje, a la vez que elevaba una queja ante los tribunales en contra de su equipo. La próxima semana concluiremos la historia de Andy Messersmith.