Pedro Genaro y la ética en la fotografía de conservación

Listin Diario
Vida Verde jueves, 18 de junio de 2020

El fotógrafo dominicano analiza la importancia de la fotografía en la conservación de la naturaleza en el Encuentro Verde de LD. “El bienestar del organismo o ecosistema está por encima del logro de la foto”, dice.

  • Pedro Genaro y la ética en la fotografía de conservación
Yaniris López
Santo Domingo
Para el fotógrafo naturalista, ambientalista y artista visual, hay todo un código ético que rige el ejercicio de la fotografía de conservación.  
Presidente de la Asociación Dominicana de Fotógrafos de Naturaleza y miembro directivo del Grupo Jaragua, ha dicho que su fotografía “está dirigida mayormente hacia la educación para la conservación, mostrando la belleza de la naturaleza pero también sus procesos, y las amenazas que se ciernen sobre ella”.

¿Qué te motivó a convertirte en fotógrafo conservacionista? 
Yo creo mucho en la fuerza del ejemplo. De pequeño veía los que yo consideraba mis superhéroes del mundo y yo quería ser como ellos, solo que eran diferentes de los héroes de mis amigos. Para mí Aquamán era Jacques Cousteau, Batman era Félix Rodríguez de la Fuente y la Mujer Maravilla era Annabelle Dod. No me conformaba con ser espectador y por eso a los 17 años comencé a recorrer el país con mi cámara. No guardo muchas fotos de ese período, pero sí una experiencia maravillosa. Asimilé las imágenes y el compromiso como si fuesen mi alimento.
Nunca más volví hacia atrás.
 

¿Qué rol juega hoy la fotografía en la lucha por la conservación de nuestra biodiversidad y recursos naturales?
Las imágenes visuales tienen mucho peso en el mundo de hoy, las redes sociales se llenan de fotos y videos que comunican rápidamente lo que queremos. Por esta razón la fotografía está llamada a fungir un rol estelar en la conservación, porque a pesar de que nació en el siglo 19 es perfecta para nuestros tiempos. Es un medio democrático de fácil comprensión. Al estar hecha de bits y habitar un mundo virtual es pura información. En cosa de segundos puede estar disponible para el mundo entero.
Ayuda a educar y a crear una conciencia colectiva sobre nuestros recursos naturales y por qué debemos conservarlos, pero también para denunciar y crear narrativas que ofrezcan una perspectiva correcta de las situaciones ambientales.
 



A partir de tu experiencia tomando fotografías, ¿crees que la situación ambiental dominicana ha mejorado o empeorado?
Pienso que hay varias maneras de verlo. Sin duda el crecimiento demográfico ha creado una gran presión en la situación ambiental del país, pero sobre todo el crecimiento de la ambición política que desafortunadamente depreda algunos de los recursos naturales que pertenecen a la mayoría para uso de unos pocos.
Tenemos la dicotomía de contar con un Sistema Nacional de Áreas Protegidas que no estaba estructurada, una Ley General de Medio Ambiente y Recursos Naturales (64-00) y una Ley Sectorial de Áreas Protegidas (202-04), y aún así los medioambientalistas tenemos que estar más alertas que nunca a los crímenes que se cometen contra el medioambiente, a veces apoyados por sectores relacionados al estado. Esto así porque no hay un régimen de consecuencia coherente con la existencia misma de las leyes.
Las leyes existen pero no existen para algunos. Definitivamente no se le puede delegar a un estado clientelista ni a los políticos de manera alguna la gestión ambiental de nuestro país. Entonces podemos decir que hemos avanzado en algunas cosas pero si no se aplican la situación ambiental seguirá deteriorándose.


¿A qué nos referimos cuando hablamos de ética en la fotografía? ¿Cómo se consigue? 
La fotografía siempre ha estado ligada a una certificación de la experiencia de la realidad, pero en el mundo de hoy esto es peligroso porque hay mucha mentira para sostener unos ideales de estética y fascinación que buscan llenar unos vacíos existenciales con likes. 
Aunque la fotografía sirva para muchas cosas, en términos de fotografía de conservación hay que apegarse a dos principios primigenios del medio que nos ocupa: verdad y memoria. El primero porque si no hacemos este tipo de fotografía con honestidad estamos cortando la narrativa de lo que queremos representar, y por consiguiente cualquier esfuerzo por promoverla será en vano. La memoria es importante porque ata la ocurrencia a un tiempo y a un lugar, lo que permite construir mejor una historia natural.
La ética apela a unos valores que garanticen que lo que presentamos es fidedigno.
A. La Fotografía debe presentar un momento real de un tiempo específico. Si presentamos una situación de denuncia de hace unos años como si fuera actual le hacemos un flaco servicio a la conservación. En este sentido son de vital importancia los subtítulos.
B. El bienestar del organismo o ecosistema está por encima del logro de la foto. Por eso al fotografiar debemos reducir al mínimo la manipulación y el estrés de los animales que fotografiamos, así como el impacto al lugar en el que hacemos la foto. Esto es particularmente importante durante la temporada de reproducción. Es muy importante tener en cuenta el uso moderado de cantos grabados para llamar a las aves, así como el uso de drones cerca de colonias de aves y otros animales que pudieran estresarse con su presencia.
C. Mantener una representación correcta de los paisajes y la vida silvestre. Algunos errores que se cometen son la escenificación de situaciones que nunca existen de forma natural, así como hacer fotos de animales cautivos entrenados.
D. Mantener al mínimo el uso de programas de edición.
E. Estudiar mejor la vida silvestre que queremos fotografiar para lograr mejor nuestras metas fotográficas.
F. Colaborar con instituciones involucradas en la conservación y que tengan un fuerte compromiso medioambiental.



¿Qué importancia tiene que se realicen en el país eventos como el Primer Congreso Foto-Guardianes de la Naturaleza? ¿Cómo fue la experiencia?
Los Foto-guardianes de la naturaleza es una plataforma de educación para la conservación. Dirigida principalmente hacia fotógrafos que tengan un vínculo con la naturaleza, de manera que vayan incorporando en su práctica fotográfica no solo técnicas que ayuden a trabajar con menor impacto a las especies silvestres y áreas protegidas, sino también a identificar en ellos un compromiso y un propósito ligado a la conservación.
También aspira en un futuro aportar educando a comunidades para que entiendan mejor la importancia de conservar las áreas y recursos naturales.
La experiencia fue maravillosa porque se creó un equipo diverso que podía aportar desde muchos puntos de vista. Leo Salazar planteó la importancia del medio fotográfico como introducción, Eladio Fernández abordó la conservación en la fotografía desde la perspectiva de la Liga Internacional de Fotógrafos de Conservación (ILCP, por sus siglas en inglés), Ricky Briones habló sobre Valle Nuevo, área que monitorea desde hace años como miembro de la Fundación Moscoso Puello. Marvin del Cid presentó varios proyectos de conservación desde el punto de vista periodístico, no solo historias de conservación para el periódico, sino también dos documentales audiovisuales premiados. Guillermo Ricart trató sobre ética desde la perspectiva de un buzo primero y luego como fotógrafo submarino.
El cierre fue con Javier Aznar, fotógrafo español también miembro de la ILCP, que nos planteó la importancia de fotografiar In Situ e impactando lo menos posible a las especies.
 

PERFIL. Pedro Genaro Rodríguez es profesor de fotografía, colaborador  de The Peregrine Fund y activista ambiental por  la Coalición para la defensa de las áreas protegidas de República Dominicana. Su blog www.pedrogenaro.blogspot.com fue reconocido con el premio Arroba de Oro y premio Listín Diario al mejor blog periodístico. Como profesor de fotografía, Genaro fomenta el conocimiento y el amor por la naturaleza en sus estudiantes.
________________________
Pedro Genaro respondió preguntas de Listín Diario; de la bióloga Yvonne Arias, coordinadora del Encuentro Verde; y de Eladia Gesto, coordinadora de la proyectos de conservación de la fundación Propagás.