Usar o no usar: el debate de la máscara que divide a Estados Unidos