Hacerse prueba del Covid es un trauma cotidiano

Listin Diario
La República jueves, 23 de julio de 2020
  • Hacerse prueba del Covid es un trauma cotidiano
    Conseguir un turno en un laboratorio para hacerse una prueba PCR se ha tornado una seria dificultad para las personas que tienen necesidad de saber si están contagiadas.
  • Hacerse prueba del Covid es un trauma cotidiano
Doris Pantaleón
Santo Domingo, RD
 El tranque en el acceso a pruebas diagnósticas y se­rias dificultades para lo­grar el ingreso a un centro de salud público o privado se han convertido en las principales angustias que enfrentan los dominicanos en medio del incremento y propagación de los conta­gios por Covid-19.
Además de la dificul­tad para comunicarse vía telefónica, en laborato­rios privados hay pacien­tes que en este momento se les asignan citas para el mes de octubre para la prueba PCR (siglas en in­glés de “Reacción en Ca­dena de la Polimerasa”), una prueba de diagnós­tico que permite detectar un fragmento del mate­rial genético de un pató­geno y que actualmente es la confirmatoria del vi­rus que produce Covid.
Mientras como alterna­tiva algunos ofrecen reali­zar de inmediato la prueba rápida, que no es específi­ca de Covid, a un costo de 1,600 pesos. En caso de ser positiva entonces el pa­ciente debe someterse a la PCR.
Las angustias por ac­ceso a la prueba se in­crementa aún más en el sector público donde la de­manda es cada vez mayor, reflejada sobre todo en el Laboratorio Nacional Dr. Defilló, donde cientos de personas acuden diaria­mente en busca del servi­cio y la espera por resulta­dos se extiende hasta por 15 días.
Además de las perso­nas con síntomas o de los que han tenido contacto que quieren saber su con­dición de salud, la pre­sión ante la demanda por prueba diagnóstica tam­bién abarca a trabajado­res de empresas e institu­ciones, a muchos de los cuales se les exige llevar una confirmación diag­nóstica de que no tienen Covid para poder ser rein­gresados al trabajo.
Hospitalización
Las más variadas historias de pacientes en busca de orientación sobre a qué centro de salud acudir y de apoyo para hacerse la prueba, llegan diaria­mente por diferentes vías a los periodistas y medios de comunicación, situa­ción que se vive también al momento de algún pa­riente necesitar hospitali­zación.
En el sector público y privado las respuestas son las mismas, de que no tie­nen camas disponibles pa­ra ingreso tanto a nivel de salas normales como de cuidados intensivos, lo cual no aplica solamente a pacientes COVID, sino con cualquier otra dolencia.
Este drama lo viven a diario cientos de pacien­tes, pese a que las auto­ridades sanitarias han anunciado la apertura de nuevas camas de hospita­lización.
Una de ellas es la uni­dad de ingreso del hospital Francisco Moscoso Puello, ubicado en la zona norte de la capital, donde el pa­sado viernes se abrieron 13 camas de ingreso y el lunes todas estaban llenas.
Desde hace semanas es­pecialistas de la salud han estado abogando por la ha­bilitación de grandes espa­cios que se conviertan en hospitales para cubrir la demanda de ingresos ante el aumento de los casos de COVID.
Situación crítica
El presidente del Cole­gio Médico Dominicano (CMD), alertó que la fal­ta de espacio en las Unida­des de Cuidados Intensivos (UCI), sobre todo de San­to Domingo y Santiago, es­tá llegando a un punto tal que se están haciendo lis­tados para ingresar pacien­tes de COVID a intensivo, lo que implica que no se le está dando una atención oportuna.
Waldo Ariel Suero dijo que las familias dominica­nas están atravesando una situación dramática en es­ tos momentos, cuando ne­cesita hacerse una prueba de coronavirus o recurrir a un internamiento.
Deploró que las citas pa­ra pruebas están para el mes de agosto y la entrega de resultados en el Labora­torio Nacional Dr. Defilló duran hasta 15 días, tiem­po en que el paciente sigue infectado.
El doctor Suero ofreció estas declaraciones mien­tras se reunía con el próxi­mo ministro de Salud Pú­blica, Plutarco Arias, quien hizo una visita de cortesía al gremio.
El presidente del CMD señaló que a las familias están sufriendo no solo por el dolor de ver fallecer el familiar, sino en el mo­mento que están graves y no encuentran donde in­gresarlos
 SEPA MÁS
Médicos afectados.
El dirigente gremial dei­jo que en el hospital Marcelino Vélez San­tana en Santo Domin­go hay 36 médicos afec­tados por la Covid-19 y que por eso desde ha­ce más de tres semanas el CMD estuvo abogan­do para que se pusiera en marcha el estado de emergencia con medi­das puntuales que eviten que se siga propagando el virus.
Medidas tímidas.
En la opinión de Suero, las medidas que se han adoptado ahora junto al estado de emergencia y toque de queda son muy tímidas.