Lenguaje corporal: El mensaje oculto de los gestos

 Listin Diario

Las Sociales lunes, 14 de septiembre de 2020

Gran parte de la comunicación se percibe de manera no verbal por lo que es importante conocer el significado de las señales que enviamos.

  • Lenguaje corporal: El mensaje oculto de los gestos

    La mirada es poderosa en el lenguaje corporal. Los códigos de imagen pueden transmitir serenidad, ansiedad, fortaleza o interés.

  • Lenguaje corporal: El mensaje oculto de los gestos
  • Lenguaje corporal: El mensaje oculto de los gestos
Celeste Pérez
celeste.perez@listindiario.com
Santo Domingo, RD

La imagen que se proyecta en el entorno profesional cada día adquiere más relevancia. Lejos de los estereotipos impuestos por la sociedad influyen aspectos como la actitud y los gestos, lo que la convierte en una herramienta de comunicación importante.

El planeamiento es de la asesora de imagen Laura Villamán, quien asegura que más de la mitad del significado de la comunicación se transmite a través del lenguaje corporal. “De forma inconsciente nuestros gestos envían un mensaje a la persona con la que estamos hablando, por ejemplo: ‘Estoy aburrido o interesado’, sin importar las palabras que se utilicen el cuerpo siempre reflejará la realidad del momento”.

Villamán explica que en referencia a los componentes de la imagen, el 7% corresponde a elementos verbales, 38% vocales y 55% es visual. “Esto significa que el lenguaje corporal es de gran influencia durante reuniones de negocios donde la actitud correcta puede marcar una gran diferencia”.

Un aliado del mundo corporativo

Según su experiencia, la especialista explica que la mirada es poderosa en el lenguaje corporal y puede expresar emociones como la alegría o enfado. “El Frecuente contacto con los ojos se interpreta como honestidad. Sobre la postura, es interesante conocer que pararse erguido con los hombros hacia atrás denota un carácter dominante; una posición desplomada suele indicar inseguridad o sentimiento de culpa. Las manos a la cintura es una posición de empoderamiento y se usa normalmente para llamar la atención”.

Los hábitos como jugar con el pelo o mover un lápiz pueden comprometer la  credibilidad. En referencia a los brazos o piernas cruzadas, indica falta de interés y desprendimiento. No cruzarlos puede ser un signo de aceptación.

“Lógicamente, no todo es cien por ciento exacto, inciden factores como el clima, la salud o algún estado de preocupación que pueden alterar estas señales. Pero en definitiva todo lo que llevemos puesto así como los gestos del lenguaje no verbal conforman la imagen profesional, por lo que debemos intentar ser coherentes con nosotros mismos y con el mensaje que queremos trasmitir”, concluye la asesora.